Fran Garagarza, director deportivo del Eibar: «Si algo tengo claro es que todos los jugadores tienen alguna tara»

El precio, el idioma, una lesión... Sostiene que a la hora de fichar es imposible encontrar un futbolista perfecto


La temporada ha concluido y Fran Garagarza (Mutriku, 1966) se encuentra en A Coruña para participar en unas jornadas que organiza la Federación Gallega de Fútbol. Principios de junio, el Dépor está aún en competición y no quiere hablar de aspectos que puedan afectar al club de la ciudad. No hace falta. Detalles como el posible fichaje de Edu Expósito por el Eibar son secundarios en una clase magistral que regala el director técnico del Eibar. El método Garagarza -término que por modestia le incomoda- y cómo poder exportarlo a otros clubes.

-¿Qué se siente siendo el director deportivo de moda?

-Ni lo siento ni lo creo. Hay un grupo de trabajo importante. Las cosas nos están yendo bien con un modelo. Y es el que estamos llevando a cabo. El resto es todo ruido exterior.

-¿Cuáles son las bases del modelo Garagarza?

-No creo que se pueda llamar así, pero si usted lo desea... Lo primero que tiene que haber es una idea y luego está el grupo de trabajo. La idea hay, además, que adaptarla a tu club, porque no todas las ideas se adaptan a todas las entidades.

-¿Cómo se alcanza ese éxito?

-Logrando estabilidad desde los perfiles de jugadores que tienes que firmar, que se adapten al estilo de juego, con entrenadores que tienen una idea más o menos parecida, con matices. Pero parecida. Buscando jugadores de una calidad técnica que se adapten a la categoría. Buscando personas. Antes de realizar un fichaje, intentas conocer todos los detalles posibles: personales y profesionales. En el aspecto fútbolístico se realiza un visionado del futbolista amplio, tanto cuando juega de local como de visitante. Luego se lleva a una mesa de debate y tiene que haber un mínimo de tres técnicos que den el visto bueno. Si no sucede esto, el jugador queda descartado. A partir de ahí se habla con el míster y se decide.

-Sin ser el Eibar un equipo puntero, llevan tiempo accediendo a futbolistas muy interesantes.

-Ahora es más fácil que al principio. Nuestro primer año, que es cuando descendemos y administrativamente logramos mantenernos, no logramos los jugadores que queríamos. Mucha gente nos daba por descendidos en Navidad. Les pagábamos más, pero no venían. Aquella temporada, para nosotros, fue de suspenso en todos los aspectos. ¿Y qué hicimos? Pues coger ese suspenso y ponernos a trabajar. Mucho del éxito actual es saber qué falló aquel año.

-Dice que no todo modelo sirve para cualquier club. ¿El suyo fue siempre así o lo diseñó para el Eibar?

-Se ha ido amoldando poco a poco a los técnicos que hemos tenido: dos de la casa como Gaizka [Garitano] y José Luis [Mendilibar]. Está claro que ellos son los que le han dado ese paso de buscar una mejora, manteniendo un estilo que está muy marcado: solidaridad, esfuerzo, equipo intenso. Un equipo físico. Luego hay que ir moldeándolo con la calidad técnica.

-¿Cuál es el modelo de futbolista interesante para el Eibar?

-No es fácil fichar jugadores. En líneas generales. Si algo tengo claro es que todos los jugadores tienen alguna tara: el coste económico, la edad, la nacionalidad, la adaptación, las lesiones… Pero hay que priorizar. Depende qué jugador sea, no somos dados a jugadores que no dominen el idioma, salvo Inui. Los serbios que hemos firmado o croatas no han tenido control del idioma a su llegada, pero sí durante la temporada han ido entendiendo… Son gente con mucha facilidad para los idiomas… Por este motivo, aunque sean extranjeros, sí que es un mercado al que podemos acceder.

«Jugar al fútbol y vivir el fútbol no es lo mismo. Si no lo vives, es complicado»

Líderes de grupo, condiciones que debe reunir un futbolista para ser susceptible de ser fichado, cómo formar un buen grupo en el vestuario... Garagarza desvela sus claves para conseguir un Eibar tan competitivo.

-¿Cómo llegó el Eibar a Primera?

-Pues haciendo un equipo de auténticos líderes. El Eibar asciende porque es un equipo más que individualidades. Jota hace once goles y puede ser el diferencial esa temporada, o Jose Morales. Pero la base es el grupo... Si eso lo sacas luego al terreno de juego: la convivencia, cercanía, que no haya barreras para conectar con el jugador y saber lo que le pasa…

-También vivió momentos difíciles como el que tuvo que provocar el vídeo sexual de Luna y Sergi Enrich. ¿Cómo se encauza esa situación?

-Dándole normalidad al día a día, a la profesionalidad de los jugadores. Se habló y ahí quedó. Luego lo que primó fue esa normalidad.

-Habla de líderes. ¿Quién es para usted un líder?

-El que eligen los compañeros en su día a día. Puede no ser el veterano, ni el que más hable... Incluso puede que no coincida con el que porta el brazalete. El líder es ese que con el ejemplo, el día a día o el respeto puede ser determinante. Se le respeta. No tiene que ser el que más minutos tiene… Puede ser que en el día a día tenga mucha trascendencia en el grupo. Uno en un tono bajo puede tener más efecto que otro a gritos.

-Habla mucho de grupo, normalidad, liderazgo... ¿Y sacrificio?

-Eso no se negocia. La camiseta empapada tiene que salir siempre porque eres profesional… Cada uno el que pueda, pero su máximo esfuerzo. Y luego, cuando dejas de entrenar no puedes ser alguien que no le dé importancia a lo que es vivir del fútbol: cuidarse, descansar, hidratarse, tener un mínimo de horas de sueño... Jugar al fútbol y vivir el fútbol no es lo mismo. Y si no lo vives, es más complicado triunfar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fran Garagarza, director deportivo del Eibar: «Si algo tengo claro es que todos los jugadores tienen alguna tara»