Mercedes domina, McLaren sorprende

Lando Norris saldrá quinto y Carlos Sainz sexto en el Gran Premio de Francia tras un sábado dominado de nuevo por los Mercedes y en el que Vettel cometió la enésima pifia de la temporada


Colpisa

El verano ha llegado a la Fórmula 1 y, en concreto, a McLaren de la mejor manera posible. El resultado de la clasificación del Gran Premio de Francia fue el mejor en un lustro, con Lando Norris quinto y Carlos Sainz sexto. No sólo tienen posible la zona de puntos, sino que en una carrera en la que partían con el objetivo de salir entre los diez primeros dejaron atrás al mismísimo Sebastian Vettel, que si quiere volver al cajón tendrá que pasar por delante de ellos.

Hay que irse muy atrás en el tiempo para ver a McLaren festejar semejantes puestos. Jenson Button logró salir tercero en el Gran Premio de Austria de 2016, aunque clasificó quinto, gracias a las sanciones de Vettel y Rosberg por entonces. Para ver una clasificación conjunta tan buena, con los dos coches en el 'top 6', hay que remontarse aún más atrás: al Gran Premio de Italia de 2014, cuando arrancaron en las mismas posiciones que este domingo, quinto y sexto, por entonces Kevin Magnussen y el citado Button.

La alegría en McLaren era absoluta, como es lógico. Tras un viernes en el que ambos coches mostraron una mejoría un tanto dubitativa y que hacía levantar muchas cejas de incredulidad, cuajaron un sábado inmejorable dentro de sus posibilidades. Clasificar siendo los mejores del resto es un logro que no habían conseguido antes y aunque no han obtenido nada aún, está claro que le han pillado el truco al Paul Ricard.

Ya en la Q2 mostraron una valentía muy aplaudida. Como los grandes, ellos también hicieron sus vueltas clasificatorias con neumáticos medios, lo que les permitirá ir a una estrategia similar a la que, por ejemplo, lleven el 'poleman' Lewis Hamilton o Charles Leclerc. También podrá usar esa misma táctica Sebastian Vettel, si es que no acaba desquiciado antes.

Para el alemán está siendo un fin de semana que pondrá a prueba su paciencia. Después del varapalo del viernes en el que la FIA prácticamente se burló de las pruebas presentadas por su equipo, este sábado se vio demasiado tenso, hasta el punto de estorbar hasta en tres ocasiones a Charles Leclerc. Esos nervios cristalizaron después en dos errores de conducción durante el primer intento de la Q3, tras los cuales puede haber algún problema técnico que investigarán antes de la carrera. Vettel se tuvo que jugar su clasificación definitiva en un único intento, que no fue demasiado brillante y que no sólo le dejó tras los Mercedes y del otro Ferrari, el de su compañero Leclerc, sino también de Verstappen y los hombres de McLaren.

El séptimo puesto del alemán es el peor del año, con lo que tendrá que remontar si quiere mantener el 'statu quo' de su posición predominante en Ferrari.

Pese a todo, Sainz va incómodo Aunque es una clasificación para recordar, Carlos Sainz no estaba del todo satisfecho con el resultado o, mejor dicho, con sus sensaciones al volante del MCL34. «Hace mucho tiempo que no estaba tan cerca de la cabeza y eso que ha sido quizá el fin de semana más complicado del año para mí. He sufrido con el coche, quizá he mejorado un poco en la clasificación, pero me ha faltado esa comodidad que sí he tenido en sitios como Mónaco y Canadá», admitía el madrileño, en referencia a las dos últimas carreras disputadas.

La mejor noticia para ellos es que los Renault salen por detrás, con Daniel Ricciardo octavo y Nico Hülkenberg decimotercero, en un sábado más arrasado por el australiano. Si McLaren consigue mantenerles por detrás, se confirmarán como el cuarto equipo de la clasificación, algo impensable hace no tanto. En buena medida, eso dependerá de la estrategia a usar y del rendimiento de los neumáticos. McLaren comparte con Mercedes una gran ventaja: son los coches que mejor cuidan las ruedas. El intenso calor del asfalto de Paul Ricard, por encima de los 45º, hace que los compuestos blandos duren mucho menos de lo esperado, por lo que salir con medios es una gran ventaja para ellos en esas primeras vueltas en las que tratarán de no perder posiciones.

De momento, lo planificado está saliendo bien. Incluso el «experimento», como lo calificó Sainz, de montar neumáticos medios en la Q2. Sin embargo, todo tendrá que ser confirmado este domingo. Un fallo y nadie recordará que, un lustro después, McLaren volvió a estar en la pomada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mercedes domina, McLaren sorprende