España sólo piensa en sumar ante China

La selección de Jorge Vilda olvida las cábalas y afronta el último partido del grupo con la idea de asegurar la clasificación para octavos


colpisa

Llega el momento de la verdad para la selección española en el Mundial femenino de Francia. El duelo ante China en la tercera jornada del grupo B no sólo le puede dar a España el pase a la fase eliminatoria del campeonato, un hito sin precedentes en la historia del fútbol femenino español, sino que además determinará su posición definitiva en el grupo y con ello el rival en el cruce de octavos, con Estados Unidos asomando amenazante en el horizonte. Más allá de que un buen resultado ante las chinas colocaría a las futbolistas dirigidas por Jorge Vilda en segunda posición si como parece lógico, Alemania no cae ante Sudáfrica, y con ello emparejaría a la selección española con Estados Unidos siempre y cuando las norteamericanas sean primeras de su grupo, la intención del cuerpo técnico y de las jugadoras es la de salir a por la victoria frente a China, un rival al que se teme por su potencial y también por su dureza, además de una potencia en el fútbol femenino, capaz de alcanzar una final mundialista en 1999 aunque haya perdido algo de potencial en los últimos años, hasta el punto de ceder su hegemonía en el continente asiático a Japón.

A pesar de las lógicas cábalas alrededor del posible rival en octavos, en la selección se prefiere ir paso a paso, y asegurar la clasificación con un triunfo o un empate, ya que en caso de derrota, España debería esperar a la clasificación definitiva de todos los grupos para saber si los tres puntos logrados frente a Sudáfrica en el debut es suficiente botín para acabar como uno de los cuatro mejores terceros. En tal caso, evitaría a Estados Unidos y se cruzaría con el primero del grupo D, compuesto por Japón, Inglaterra, Argentina y Escocia, o con el primero del C, en el que están Australia, Brasil, Italia y Jamaica.

En cualquier caso, Vilda piensa a lo grande. «Queremos ser primeras de grupo, tenemos opciones de ser primeras y por eso queremos ganar el partido», aseguró el seleccionador en la previa del partido. «La progresión desde Sudáfrica hasta Alemania ha sido muy buena, sobre todo, en cuanto a ritmo. Tenemos el ritmo del Mundial y queremos que sea a velocidad de crucero», manifestó el técnico, que dispondrá de toda su plantilla toda vez que la centrocampista Virginia Torrecilla y la delantera Nahikari García ya se reincorporaron al trabajo con el resto del grupo con total normalidad, tras las molestias físicas que ambas padecieron tras el partido ante Alemania. A pesar de ello, es probable que ambas partan desde el banquillo, mirando de reojo el posible enfrentamiento de octavos y con la intención de evitar males mayores, teniendo en cuenta el juego duro de China, un equipo «muy disciplinado» y que «juega al límite del reglamento», tal y como deslizó el propio Vilda, que no oculta su preocupación por un partido que podría dejar secuelas en su equipo justo antes de afrontar la fase decisiva del torneo.

Cambios en «matices» Más allá de que Virginia no sea titular, con lo que la centrocampista se perdería los primeros minutos del campeonato, el seleccionador español optará por introducir cambios en «matices» respecto a los dos partidos previos, aunque lejos de una revolución. De esta manera, Sandra Paños sigue siendo indiscutible bajo palos, con la línea habitual en defensa formada por Marta Torrejón, Irene Paredes, Mapi León y Marta Corredera con muchas opciones de repetir por tercer partido consecutivo. Silvia Meseguer tiene muchas opciones de repetir en el once inicial después de su buen papel de contención ante Alemania y arriba se abren muchas opciones, con Jennifer Hermoso como estilete en la posición de mediapunta y con Lucía García de referencia ofensiva si finalmente Nahikari no llega al 100%.

«China es un equipo muy completo y muy solidario, que tiene estrellas como Wang Shuang, que juega conmigo en el PSG, pero que también es un equipo muy bien trabajado, que se ayuda mucho. Asumimos el partido como un reto, porque dependemos de nosotras mismas para llegar a octavos», analizó por su parte Irene Paredes, una de las fijas en la zaga española.

«Sería la primera vez que estaríamos en los octavos de final de un Mundial y el equipo piensa en estar ahí. Mañana (por hoy) tenemos una oportunidad única de tener el pase en nuestras manos», señaló por su parte Amanda Sampedro, que podría recuperar la titularidad tras no disponer de minutos en el duelo ante Alemania.

Alineaciones probables:

China: Peng Shimeng, Lin Yuping, Han Peng, Wu Haiyan, Liu Shanshan, Wang Yan o Yan Li, Wang Shuang, Zhang Rui, Gu Yasha, Li Ying y Wang Shanshan.

España: Sandra Paños, Marta Torrejón, Irene Paredes, Mapi León, Marta Corredera, Silvia Meseguer, Amanda Sampedro, Jennifer Hermoso, Alexia Putellas, Mariona Caldentey y Lucía García.

Árbitra: Edina Alves Batista (Brasil).

Estadio: Stade Océane de Le Havre.

Hora y TV: 18.00h. Gol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España sólo piensa en sumar ante China