Sergio García: «Vengo a luchar por el ascenso»

Prefiere tomarse su tiempo antes de decidir los descartes y tiene claro que quiere fichar un base y un pívot


Lleva apenas unas horas en A Coruña. «Estoy viendo las instalaciones y conociendo a todo el mundo». Sergio García Martín (San Sebastián, 1983) ya ejerce como técnico del Leyma, con el que ha firmado para las próximas dos temporadas. Atrás quedan otras tantas como ayudante en la ACB, una experiencia que da ya como exprimida. Sergio es joven, 36 años cumplidos en febrero, pero lleva ya 15 rondando los banquillos, tanto como segundo como de primer espada.

-Llega tras dos temporadas como auxiliar en la ACB, ¿por qué se planteó regresar a la LEB?

-Cuando estaba en Palencia tenía muchas ganas de vivir la liga ACB desde dentro. Surgió la oportunidad de hacerlo hace dos años en mi propia casa -como segundo de Porfirio Fisac y Valdeolmillos en Guipuzcoa Basket- y lo he disfrutado mucho. Llevaba tiempo dándole vueltas a esto de volver a entrenar. Al terminar la liga, hablé con mi agente y me comentó que en A Coruña iba a quedar vacante la plaza. Pensé que era la ocasión perfecta.

-¿Qué le conquistó del proyecto del Básquet Coruña?

-En el mundillo del baloncesto se hablan maravillas sobre lo que está haciendo este club a todos los niveles: desde la conversión en SAD hasta el trato que dan aquí, tanto a los jugadores como al cuadro técnico. Me pareció una oportunidad muy atractiva. Tuvimos un primer contacto con la directiva y en las reuniones posteriores me dejaron sensaciones muy positivas. Es un club serio, bien organizado y con profesionales muy preparados. Nos pusimos de acuerdo en cinco minutos.

-Le han contratado tras una temporada de cierta depresión, en la que el equipo perdió el objetivo ya en el mes de marzo.

-El deporte tiene estas cosas. Hay temporadas que todo va rodado y otras en las que vienen todas juntas. Las lesiones de Monaghan, Quinton y Larry condicionaron mucho. Vamos a pensar que la próxima temporada nos va a acompañar la fortuna y la salud para trabajar, que también es importante.

-Le piden el play off de ascenso.

-Vengo para ello y para pelearlo, para trabajar con la intención de conseguirlo. Me contratan para que divirtamos a la gente, consigamos traer más afición al pabellón y ganar partidos. Tan sencillo y a la vez tan complicado como eso. Tenemos que ser muy competitivos, no ponernos límites. Luego la competición nos irá ajusticiando y nos situará en nuestro sitio.

-Y lo primero será ir definiendo la plantilla. ¿Ha pensado ya con qué jugadores quiere quedarse y cuáles considera prescindibles?

-Tenemos que ver la situación de cada uno con calma y analizar también cómo está el mercado. A día de hoy, no descarto a nadie de los que han estado y tienen contrato en vigor. No debemos tomar decisiones precipitadas, sin estudiar detenidamente todos los casos. Hay que intentar hacer la mejor plantilla dentro de nuestras posibilidades y ese será el primer objetivo.

-Con el análisis previo de lo disponible, ¿qué posiciones prioriza para la búsqueda de refuerzos?

-Es fundamental que tengamos tanto la posición de base como de cinco lo más fuerte posible. Al final son las más determinantes y ahí vamos a centrar nuestros mayores esfuerzos en el mercado para traer los mejores jugadores que podamos.

Fue siete años ayudante de Natxo Lezkano: «Me sorprendió su cese en el Breogán»

Su periplo por los banquillos lo inició a los 21 años. Y, desde entonces, no ha parado. Aunque, viendo su trayectoria, Sergio García ha valorado más la estabilidad, que los proyectos efímeros.

-Muy pronto percibió su vocación para comenzar tan joven.

-Lo tuve muy claro. Con veinte años entrenaba equipos de primera nacional y, a través del padre de un amigo, me llegó la oportunidad de irme a Torrevieja. Ahí empezó todo: liga EBA, LEB bronce... llegó la opción de Palencia. Casi diez años estuve. No es algo habitual.

-Siete temporadas, primero, como ayudante de Natxo Lezkano. ¿Le sorprendió su cese en el Breogán?

-Claro que me sorprendió. Como le llamó la atención a mucha gente. Le condicionaron mucho las lesiones y la salida de Jerome Jordan. El equipo se había debilitado mucho. Coincidiendo con su despido, el club se reforzó con fichajes. Una oportunidad que no le dieron a él. Lo digo desde la subjetividad de ser su amigo. Es un entrenador brillante.

-Dos años luego al frente del Palencia con el que rozó el ascenso.

-Conseguimos ganar tanto la Copa como la liga pero eran los años en los que los condicionantes para subir eran casi imposibles. Afortunadamente todo eso cambió y ha permitido abrir la competición y que haya unos cuantos clubes con posibilidades reales de ascender.

-Ya no tendrá jugadores más veteranos que su entrenador.

-El último año en Palencia tenía a Urko Otegui, Lamont Barnes... (se ríe). Ahora ya los empiezo a ver jóvenes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sergio García: «Vengo a luchar por el ascenso»