«Reyes amaba el fútbol sobre todo»

DEPORTES

Francis Cagigao, actual secretario técnico del Arsenal, recuerda sus vivencias con el malogrado futbolista

03 jun 2019 . Actualizado a las 08:20 h.

Reyes llegó al Arsenal con 20 años, pero había maravillado mucho antes a Francis Cagigao, por entonces ojeador para España y Portugal del club inglés. «La primera vez que lo vi jugaba en los juveniles del Sevilla. Me pareció un talento inmenso y ya entonces recomendé su fichaje. Lo tuve claro desde el primer momento, tenía un gran talento», afirma este gallego nacido en Londres, hijo de emigrantes coruñeses, exentrenador del Lemos y actual jefe de ojeadores y secretario técnico del conjunto londinense. «Era un encanto de chaval. Un chico inocente en muchas cosas, que no sabía hablar inglés, que tuvo un período de adaptación difícil, pero con un talento inmenso para el fútbol y un potencial fabuloso. Como persona dejó huella por lo buena persona y lo humilde que era. Nadie puede hablar mal de José Antonio. No me acuerdo de ningún incidente, ni ninguna mala palabra con alguien en aquellos años, y eso habla mucho de él», recuerda.

Aquel Arsenal de Arsène Wenger era el vivero de algunas de más brillantes jóvenes estrellas del fútbol europeo. Reyes compartió vestuario con Thierry Henry, Denis Bergkamp o Patrick Vieira, junto a quienes ganó una Premier, una FA Cup y llegó a la final de la Champions del 2006. «Era un futbolista con potencial de clase mundial que formó parte del equipo invencible del Arsenal que pasó 52 partidos invicto, incluida toda una temporada sin perder. Fue una época gloriosa. Estoy seguro de que la noticia de su muerte afectó a mucha gente y muchos compañeros con los que compartió vestuario en aquellos años», recuerda Francis, al que la noticia sorprendió en pleno vuelo. «Al llegar tenía 110 wasaps y te quedas devastado. Una brutalidad. Un horror», se lamenta, y añade: «Era un chico maravilloso, humilde y buena persona. Nadie merece que se le quite la vida de forma tan cruel con 35 años, y más dejando familia. Es una tragedia inmensa».

Para el secretario técnico del Arsenal, Reyes se convirtió en un talento precoz. «Le pasó todo muy rápido. Dio el salto de juveniles al primer equipo, y de ahí a la sub-21, luego al Arsenal, la selección,... Fue todo muy rápido. Era un chaval muy hogareño, de pocas palabras, pero con la sonrisa siempre puesta. Con toda la familia muy cercana, todos arropándolo, una familia muy de Utrera a la que también todo le pasó muy rápido y que llegó a una megalópolis como Londres. No era fácil para nadie», explica, antes de reconocer: «Tenía un potencial y un talento inmenso que quizá no llegó a realizar del todo, pero las razones son de un análisis mucho más complejo y muy difícil». En este sentido, Cagigao define así la personalidad del malogrado futbolista: «Dice mucho de él que un ganador cinco veces de la Liga Europa, récord en el fútbol mundial, tuviera esa ambición de seguir jugando. Reyes amaba el fútbol sobre todo».