Muguruza sucumbe ante Stephens y se marcha de París en octavos

La tenista española perdió por 6-4 y 6-3 contra la estadounidense


La española Garbiñe Muguruza no renovará el título de Roland Garros que consiguió en 2016, víctima en octavos de final de la estadounidense Sloane Stephens, finalista de la pasada edición, que se impuso por 6-4 y 6-3 en una hora y 40 minutos.

Brillante hasta esta ronda, Muguruza se vio superada por la 7 del mundo, ganadora del Abierto de Estados Unidos de 2017 y semifinalista esta temporada en Madrid.

Y eso que el partido había comenzado con buenos augurios para la caraqueña, que rompió de entrada el servicio de Stephens, ventaja que mantuvo hasta que en el sexto juego la estadounidense lo recuperó.

Eso desestabilizó a la española, que ya no se apuntó su saque hasta el final del set.

Stephens, una sólida tenista de 26 años que disputaba sus sextos octavos en París, pero que solo el año pasado había superado esa ronda, antes de caer en la final contra la rumana Simona Halep.

La estadounidense era el principal obstáculo que tenía por delante Muguruza, que había visto como sus potenciales rivales de peso habían caído en rondas anteriores.

La rival de Stephens por un puesto en semifinales será la británica Johanna Konta, cabeza de serie 26, que derrotó a la croata Donna Vekic, por 6-2 y 6-4 para situarse por primera vez en los cuartos de final de Roland Garros.

La primera británica en alcanzar los cuartos en París desde 1983 buscará en París sus terceras semifinales de un Grand Slam, tras las del Abierto de Australia de 2016 y Wimbledon de 2017.

Los otros cuartos medirán a la croata Petra Matic, que venció a la estonia Kaia Kanepi 5-7, 6-2 y 6-4, y con la joven checa Marketa Vondrousova, de 19 años, que venció a la letona Anastasija Sevastova por 6-2 y 6-0.

Garbiñe Muguruza, ¿querer mejorar o querer lucirse?

fernando rey tapias

La trayectoria de Rafa Nadal responde con plena solvencia al guion establecido. Sin sobresaltos va cogiendo su mejor nivel, sin desgastarse, pero mejorando día a día. Ahora le espera un buen cruce de cuartos ante Nishikori o Paire. Cualquiera de los dos son rivales sin la entidad suficiente para eliminarle si no sucede nada raro, dado su estado actual, en su pista y en su torneo.

Se otea en el futuro una semifinal probablemente contra Federer, si gana a Wawrinka. Ese cruce Nadal-Federer sería un regalo para los espectadores, y un partido que Rafa debería ganar. Así que el cuadro es a priori muy favorable para que el español llegue a la final.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Muguruza sucumbe ante Stephens y se marcha de París en octavos