María Vilas da la primera brazada hacia Tokio 2020

La nadadora de Ribeira fue seleccionada para participar en el Campeonato del Mundo de aguas abiertas en Corea


La nadadora María Vilas regresará a la competición de alto nivel por la puerta grande tras ser seleccionada para participar del 13 al 19 de julio en el campeonato del mundo de aguas abiertas en Corea en la prueba de 10 kilómetros. La deportista de Ribeira superó la depresión que la obligó a retirarse de la alta competición y poco a poco, siempre apoyada por su entrenadora, Luisa Domínguez, ha regresado a la alta competición. «La verdad es que no nos planteábamos participar en esta prueba, no era nuestro objetivo, pero tras clasificarnos en el selectivo pensamos que era posible, siempre sin volvernos locas, y al final lo logramos», explica Luisa Domínguez.

La prueba en la que competirá es una novedad para María Vilas, que estos días está entrenándose en Oporto con la nadadora brasileña que tiene el título mundial. «Era algo que ya teníamos previsto lograra o no una plaza para competir por la amistad que me une con esta deportista y su entrenador. A María la motivan las cosas diferentes y nuevas y por ello optamos por probar. No nos gusta cerrarnos puertas y en este caso nos salió bien», expresó Luisa Domínguez.

María Vilas es una gran competidora y lo dará todo en la prueba, aunque tanto ella como su entrenadora son realistas sobre lo que puede suceder. «Es una especialidad que le gusta, pero estamos muy verdes y no hicimos casi nada. Tiene un buen ritmo en piscina, pero le falta estrategia para competir en el grupo y soportar aspectos importantes como recibir golpes o el paso por boya», explica Luisa Domínguez.

La participación en un campeonato a nivel mundial supone un gran espaldarazo para María Vilas, sobre todo en el aspecto anímico. «Es un paso adelante muy grande, pero nos daba un poco de miedo ir rápido. Hay que tener en cuenta que veníamos hundidas y que llegar arriba en tan poco tiempo puede ser sinónimo de caer de nuevo. Pero todo el trabajo que hemos hecho, tanto en el plano físico como en el psicológico, es muy bueno y María llegara a la competición en perfectas condiciones», manifiesta la técnica.

Entrenadora y nadadora no se han movido ni un ápice del plan que diseñaron para que María Vilas evolucionara hacia adelante. «Dejamos muy claro a la federación que nuestra preparación iba enfocada a largo plazo y que no podíamos ir a la concentración prevista para otras nadadoras y lo aceptaron. La idea es que María pueda lograr victorias con un plan que repito que lo diseñamos a largo plazo y no puede superarnos nunca el ansia por conseguir resultados rápido», concluye Luisa Domínguez.

María de Valdés

La nadadora del Liceo María de Valdés también competirá en el Mundial de aguas abiertas, en este caso en 5 kilómetros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

María Vilas da la primera brazada hacia Tokio 2020