Detienen a Íñigo López y Borja Fernández, acusados de amaños

La Voz

DEPORTES

Javier blasco | EFE

Hay otros cinco jugadores arrestados, junto al presidente y el médico del Huesca

29 may 2019 . Actualizado a las 13:18 h.

La operación policial contra el amaño de partidos en el fútbol español, para obtener beneficios en apuestas deportivas, se saldó ayer con la detención de cinco futbolistas de Primera y Segunda División, del presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y del jefe de los servicios médicos del club aragonés, Juan Carlos Galindo Lanuza. Los jugadores arrestados están acusados de los presuntos delitos de corrupción en el deporte, estafa y blanqueo de capitales. Entre los detenidos, que serán puestos a disposición judicial mañana, se encuentran el exjugador del Real Madrid e internacional con la selección absoluta Raúl Bravo; el excapitán del Valladolid recién retirado Borja Fernández; el también canterano del equipo blanco Carlos Aranda; el exjugador del Huesca y actualmente en el Deportivo Íñigo López; y el también ex del Huesca y ahora en el Getafe Samu Saiz.

El origen de la investigación que ha destapado el escándalo de presunta compra-venta de partidos es el encuentro Huesca-Nàstic de Segunda de la pasada temporada (0-1), denunciado hace un año por LaLiga, pero también está siendo investigado por la Policía Nacional el Valladolid-Valencia de la última jornada de Liga, que el pasado 18 de mayo acabó con 0-2 a favor del equipo visitante y su clasificación para la Champions.

Por el momento, el supuesto amaño del duelo disputado en Zorrilla ha derivado en la detención del ourensano Borja Fernández, que se despidió del fútbol tras disputar como titular dicho encuentro. Los dos goles del Valencia llegaron tras sendos errores defensivos del Valladolid, que ya tenía garantizada la permanencia.