Caos en la cima del mundo: Ya son cinco los muertos en el Everest

Más de 200 alpinistas batieron el récord de ascensos en una misma jornada


Cinco personas han muerto entre el martes y el jueves en el ascenso a la cima del Everest, a más de 8.000 metros de altura. En un momento en el que la climatología propiciaba el ascenso, las larguísimas colas que se han formado tanto en las subidas como en los descensos, han complicado al extremo la coronación. Dos montañeros, un estadounidense y una india, murieron en un Everest que está sufriendo las graves consecuencias del turismo masivo que lleva a miles de personas a la cima de la montaña más alta del mundo. Ing Landgraf, de 65 años y procedente de Austria, ha sido la tercera víctima conocida. Según The Himalayan Times, el hombre falleció mientras bajaba de la cumbre y formaba parte de una expedición que encaró su Everest por la cara norte.

La otras dos víctimas son dos hombres de 52 y 27 años y origen indio. Nihal Bagwan y Kalpana Das murieron por la vertiente nepalí, en el campamento cuatro, después de ser rescatados por un grupo de sherpas unos metros más abajo de la cumbre, según el mismo diario.

El esperpento alcanza tal magnitud que el mismo día en el que fallecieron las dos primeras personas, más de 200 alpinistas hicieron cima en el Everest (8.848 metros), rompiendo el récord de ascensos en una misma jornada pero también creando un atasco que provocó colas de varias horas en un estrecho paso de la ladera cercano a la cumbre. Desde el Campo Base, el representante del Ministerio de Turismo de Nepal Gyanendra Shrestha confirmó a Efe que unos 250 montañeros salieron del Campo IV (7.900 metros) durante la noche del martes al miércoles, de los que más de 200 alcanzaron hoy la cima más alta del mundo.

A apenas una semana de que la buena meteorología se disipe,muchos de ellos se quejaron de haber tenido que esperar durante «horas» en largas colas por el abarrotamiento en la zona Cima Sur (8.690 metros), si bien no se han reportado bajas durante el ascenso de hoy, afirmó Shrestha.

En el 2012, se produjo una situación similar cuando 260 montañeros trataron de hacer cumbre en un mismo día aprovechando el buen tiempo, lo que causó una acumulación de gente en el famoso escalón Hillary, una roca vertical de 12 metros que supone el último gran obstáculo antes del techo del mundo.

En esa ocasión, 179 personas llegaron a los 8.848 metros y cuatro -el chino Ha Wenyi, el alemán Eberhard Schaaf, el canadiense de origen nepalí Shriya Shah y el surcoreano Song Won-bin- perecieron por cansancio y mal de altura cuando descendían. El abarrotamiento en los ochomiles supone un gran peligro para los alpinistas y sus sherpas, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y les puede alcanzar la noche.

Un equipo de experimentados sherpas coronó a mediados de mayo el Everest, dando por inaugurada una nueva temporada de escalada del pico más alto del planeta que este año cuenta con más escaladores dispuestos a intentar la ascensión que nunca. El Departamento de Turismo ha emitido 378 permisos de escaladas esta temporada, un récord histórico desde la primera ascensión exitosa al Everest en 1953.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Caos en la cima del mundo: Ya son cinco los muertos en el Everest