El CSKA de Moscú del Chacho Rodríguez conquista su octava Euroliga

El Real Madrid fue tercero tras ganar al Fenerbahçe en la final de consolación


Madrid

El CSKA de Moscú se proclamó campeón de Europa por octava vez en su historia tras cumplir ayer los pronósticos e imponerse al Anadolu Efes (83-91) en la final de la Euroliga celebrada en el Fernando Buesa Arena de Vitoria.

Después de batir en semifinales al Real Madrid, el equipo ruso completó su fin de semana soñado en la capital alavesa y recuperó el trono europeo tres años después de su última Euroliga. El baloncesto español también se puede sentir agraciado por medio de Sergio Rodríguez, que gana su segundo título continental después de hacerlo en el año 2015 vestido de blanco.

Con Will Clyburn (20), Cory Higgins (20) y Nando de Colo (15) como máximos anotadores, el CSKA siempre llevó la iniciativa de la final, pero tuvo que pelear hasta los instantes finales para confirmar la gloria.

Su primera escapada en el marcador se produjo al inicio del segundo cuarto 20-34 (min 13). Sin embargo, Shane Larkin (29), verdugo del Barça en el play off de cuartos y del Fenerbahçe en semifinales contribuyó a que se llegase al descanso con un 42-44. Después de un tercer cuarto al que el club otomano llegó con opciones, en el tramo final del encuentro, la defensa del CSKA se agigantó para llevar el trofeo de Vitoria a Moscú.

FICHA DEL PARTIDO

ANADOLU EFES (83): Larkin (29), Micic (10), Anderson (7), Moerman (2) y Dunston (13) -quinteto inicial-; Beaubois (3), Balbay (-), Simon (15), Pleiss (-), Motum (4) y Sanli (-).

CSKA MOSCÚ (91): De Colo (15), Hackett (7), Kurbanov (7), Clyburn (20) y Hunter (7) -quinteto inicial-; Rodríguez (6), Hines (9), Higgins (20), Bolomboy (-), Peters (-) y Ukhov (-).

Parciales: 20-29, 22-15, 20-24 y 21-23.

Árbitros: Lottermoser, Lamonica y Latisevs. Eliminado Simon (Efes) por cinco faltas personales.

Incidencias: Final de la Euroliga disputada en el Fernando Buesa Arena ante 13.420 espectadores.

El Real Madrid, tercero

Por otra parte, el Real Madrid terminó en el tercer lugar, merced a su victoria (75-94) sobre el Fenerbahçe en la final de consolación. La victoria madridista se fraguó al regreso de los vestuarios, con un parcial acumulado de 23-31 gracias a Facundo Campazzo, cuya inspiración echó de menos el Real Madrid el viernes, cuando cayó (95-90) ante el CSKA en las semifinales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El CSKA de Moscú del Chacho Rodríguez conquista su octava Euroliga