El Cangas obra de nuevo el milagro de la Asobal y envía al Teucro a la División de Plata

En un duelo épico superó por un gol (25-24) al equipo pontevedrés, que se despide de la categoría


Vigo

El Cangas seguirá una temporada más en la Liga Asobal, a costa del Teucro, que pierde la categoría. En un derbi de infarto, el cuadro de O Morrazo se quedó con la victoria (25-24) en el duelo fratricida y enterró al Teucro, que peleó hasta el último balón pero que acabó regresando a casa con el descenso consumado. El clásico de O Gatañal se jugó a tirones, con una buena puesta en escena local, con una reacción importante de los pontevedreses, que llegaron a tener tres goles de ventaja, y con un arreón final de los cangueses, liderados por Rubén Soliño, que le permitió certificar su permanencia sin tener que esperar a la última jornada.

El guion del partido decía que el Cangas quería controlar el partido desde la defensa y el Teucro correr todo lo posible. Y la puesta en escena ofreció a un equipo local poderoso en defensa, con Javi Díaz comenzando su recital, y con acierto en ataque de la mano de Muratovic. De hecho el Cangas se puso 4-1 y falló una clara opción de irse de cuatro goles.

Fue en este instante cuando Santana comenzó a escribir la reacción del Teucro con un par de buenas paradas, lo que unido al liderazgo de Cutura en ataque y al acierto de Gómez en ataque comenzó a nivelar la contienda. De hecho, hasta el descanso se jugó más a lo que quiso el cuadro visitante, intenso en defensa y siempre dispuesto a correr en ataque. Aun así, el Cangas mantuvo el tipo y se fue al intermedio con un gol arriba: 12-11.

El Teucro tuvo el partido en donde quería hasta mediado el segundo tiempo. Después de un intercambio de goles iniciales cogió tres goles de ventaja en el momento de mayor lucidez de Cutura. Ni un cambio de defensa (5-1) del Cangas parecía parar a los pontevedreses (16-19). Fue entonces cuando emergió un tridente definitivo en el Cangas: el acierto de Simes desde los siete metros con tres conversiones consecutivas, las paradas de un Javi Díaz a su mejor nivel y la lectura de partido de un Rubén Soliño que hizo estragos en la defensa teucrista. Con un ritmo pausado y sin agobios el Cangas empató primero el partido (21-21) y después cogió dos goles de ventaja (25-23) que terminaron por convertirse en el mejor tesoro. El Teucro lo intentó con presión a toda cancha y por todos los medios, pero los locales tenían el comodín del empate y no perdieron la compostura en ningún momento para obrar el milagro de la permanencia un año más. Un superviviente nato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Cangas obra de nuevo el milagro de la Asobal y envía al Teucro a la División de Plata