a coruña

Tan solo noventa minutos separan al Deportivo de la gloria. Las jugadoras blanquiazules están cada vez más cerca de alcanzar el ansiado ascenso a Liga Iberdrola, la máxima categoría del fútbol femenino, después de ganar por dos goles a cero al Femarguín canario en Abegondo.

La vuelta, y partido decisivo, se juega el próximo domingo a la una del mediodía en el Municipal de Arguineguín. Un campo que se presenta como un auténtico escollo para las de Manu Sánchez, que tendrán que hacer valer los dos goles de ventaja conseguidos en casa.

El encuentro no pudo empezar mejor para las deportivistas. Tras una gran asistencia de Gaby, Peke inauguraba el marcador en el minuto tres con un madrugador gol que daba alas a las coruñesas, pero que se mantendría inalterable hasta casi el final del partido, cuando una recién entrada Nuria haría el segundo y definitivo en el minuto 81.

El Dépor dominó por completo un encuentro que se le hizo cuesta arriba a un Femarguín que durante la primera parte apenas tuvo un par ocasiones que Miralles, la portera deportivista, solventó sin problemas.

Las canarias, acostumbradas a un campo más pequeño y de césped artificial, acusaron pronto el cansancio de correr detrás de las coruñesas y llegaron al descanso encerradas en su campo y lanzando balones arriba con la esperanza de que su delantera estrella, Kia, intentase obrar el milagro.

Al mismo tiempo el Deportivo buscaba el segundo gol sin descanso y, aunque generó innumerables ocasiones, ninguna hizo peligrar la meta canaria de Aco hasta bien entrada la segunda parte.

Dos faltas lanzadas por Tere Abelleira, muy parecidas a la que convirtió en gol en el partido contra el Alhama del domingo pasado, y una llegada en solitario de Cris por la banda fueron las oportunidades más destacables del conjunto local durante el primer tiempo.

Un Femarguín muy rocoso

Tras el descanso, las canarias entraron con más fuerza en el terreno de juego y llegaron más veces aprovechando algún descuido de la defensa deportivista, pero apenas tuvieron alguna ocasión aislada. Reservón el Femarguín durante los noventa minutos y aunque aguantó las acometidas locales, fía al partido de vuelta en su terreno de juego una posible remontada.

Ya en la segunda parte el Deportivo buscó aumentar su ventaja con empeño y puso a la defensa canaria contra las cuerdas en numerosas ocasiones. Destacable la intervención durante todo el encuentro de la guardameta isleña, Aco, quien evitó que el marcador no fuese más abultado a favor de las de Manu Sánchez.

El cambio de Lía por Michelle en el minuto 65 dio energía y mucha velocidad por la banda al ataque deportivista. Maya la tuvo en sus botas en el minuto 71 pero la árbitra pitó fuera de juego y cinco minutos después un balón muerto en el área pequeña estuvo a punto de convertirse en el segundo de las locales.

Tanto que no llegaría hasta el minuto 81, después de que Nuria entrase en el terreno de juego por la japonesa Maya para refrescar el centro del campo y tras una gran jugada consiguiese batir de nuevo a Aco, logrando el 2-0 para las deportivistas.

Durante los últimos minutos Peke y Michelle tuvieron en sus botas poder ampliar la ventaja en un auténtico monólogo deportivista, pero el resultado de dos goles a cero sería el definitivo. Una ventaja que las Manu Sánchez tendrán que hacer valer el próximo domingo en la bombonera verde, en el campo que vio crecer a Valerón, el mago de Arguineguín, en un partido que se espera complicado por las condiciones del campo y por el fuerte calor canario.

Mil trescientos aficionados al pie del cañón

Las gradas de Abegondo se quedaron pequeñas para los más de mil trescientos espectadores que se acercaron a la ciudad deportiva, muchos de los cuales tuvieron que ver el partido de pie en la última fila de la bancada coruñesa.

Una afición que estuvo de diez, que no paró de animar en ningún momento al equipo femenino y que se hizo oír cuando las decisiones de la colegiada Elena Casal le parecieron poco acertadas.

Un millar de deportivistas que, a pesar de la tempranera hora, llenaron con sus coches los alrededores de la Ciudad Deportiva de Abegondo para apoyar al Dépor en la primera de las dos finales por el ascenso a Primera División.

Al finalizar el encuentro el equipo demostró un gran ejemplo de rivalidad sana al invitar a las jugadoras del Femarguín y sus familias al partido del Deportivo contra el Cádiz en Riazor, gesto que las canarias reconocieron en su cuenta de Twitter.

Manu Sánchez: «Estamos tranquilos porque tenemos un equipo de once guerreras»

Al finalizar el partido, el entrenador del Dépor, Manu Sánchez, «feliz» por la actuación de sus pupilas, apelaba a la superioridad del conjunto local y lamentaba que la ventaja obtenida para el partido de vuelta no fuese mayor. Además, quiso agradecer la presencia del millar de aficionados que se desplazó hasta Abegondo para apoyar al equipo.

«Nos vamos con un poco la sensación de que se nos escaparon vivas, creo que fuimos muy superiores y merecimos un mejor marcador», dijo el técnico deportivista, que también quiso rebajar la importancia de las condiciones en las que tendrán que jugar el próximo domingo: «Después de lo que se ha visto hoy en el campo tenemos que estar tranquilos porque tenemos un equipo de once guerreras suficiente para ir a pelear allí».

Dos de las protagonistas del encuentro, Iris, vital en defensa pese a jugar fuera de su posición natural en el centro del campo, y Nuria, autora del segundo gol, se mostraron «contentas» con el resultado conseguido y dispuestas a «disfrutar» del partido de vuelta. «Sabemos que va a ser un campo difícil, pero si jugamos como hoy no vamos a tener ningún problema en Canarias», dijo Iris. «Nos quedan 90 minutos muy complicados, pero nos hemos estado preparando para esto todo el año», añadió Nuria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Deportivo gana 2-0 y encarrila el ascenso