Duelo de titanes por el trono inglés

La última jornada de la competición doméstica servirá para presenciar el endgame particular entre City y Liverpool por la disputa del título


El final ha llegado. La Premier cierra las puertas a una temporada en la que el fútbol inglés se ha hecho con el dominio de Europa. La última jornada de la competición doméstica servirá para presenciar el endgame particular entre City y Liverpool por la disputa del título. La pelea ha sido encarnizada pero, tras 37 jornadas y un solo punto separando a ambos contendientes, el desenlace y su horario unificado (16 horas) dejará un campeón.

Por octava vez en la historia el campeón de Liga se decidirá en la última batalla. La hemeroteca, sin embargo, no favorece a los reds, puesto que en esas ocho ocasiones, el equipo que llegó en primera posición siempre acabó siendo el campeón.

El Manchester City afronta la contienda como favorito (95 puntos) y dependiendo de sí mismo para hacerse con el título. Un punto por detrás (94) llega el Liverpool, con la moral por las nubes después de la remontada épica en Anfield ante el Barcelona y que les otorga una plaza en la final de la Champions del Metropolitano.

Uno de los dos, citizens o reds, se quedará sin el trono tras una temporada apabullante en cuanto a cifras. Comparativamente, el Barça ya es campeón desde hace dos semanas y lleva 83 puntos a falta de dos jornadas.

Con trece victorias consecutivas, el City se ha ganado el derecho a depender de sí mismo. Visita al Brighton, un rival asequible contando que ya no se juega nada, pero con el Liverpool acechando, los citizens tienen que ganar sí o sí en lo que significaría el segundo campeonato de Guardiola en el banquillo sky blue. No le falta emoción a este último partido en el que podría volver De Bruyne y en el que Fernandinho está descartado por lesión. El rival es un regalo para muchos, pero Guardiola quiso ser cauto en la rueda de prensa previa: «Sería bueno marcar pronto. Hemos analizado al Brighton y sé que será difícil, como lo fue en la FA Cup». Lo que sí tiene claro Pep es que «tenemos que centrarnos en nuestro partido».

Emular las semifinales

El Liverpool jugará con un ojo puesto en el Amex Stadium y con otro en su propio partido ante el Wolverhampton. Anfield vuelve a abrir sus puertas después de la épica noche europea. Los reds se enfrentarán a un rival con nada en juego y ante el que solo le vale ganar y esperar lo que hagan los blues.

«Ha sido una semana de milagros. Y el domingo forma parte de esta semana», afirmó Klopp, deseoso de un resbalón del City que le permita emular lo vivido. Con la euforia todavía en el cuerpo, el técnico no tiene miedo a que su equipo se relaje: «El grupo está acostumbrado a ganar y a perder, a gestionar este tipo de escenarios. Es difícil borrar la sonrisa tras lo ocurrido pero no vamos a perder la concentración», subrayó antes de la última cita. Para ésta contará de el ya recuperado Mohamed Salah, pero no con el lesionado Firmino.

Una plaza en Champions

Con las plazas de descenso cubiertas (Cardiff, Fulham y Huddersfield) y otorgada una plaza de Liga de Campeones para el Chelsea y otro en Europa League para el Manchester United, la única gran incógnita que se desvelará esta tarde será la cuarta plaza en Champions. Salvo debacle, todo parece indicar que el Tottenham confirmará su cuarto puesto ante el Everton. La única opción de que el Arsenal se la adjudique en su lugar es, que gane ante el Burnley, que los de Pochettino pierdan y además, que remonten una diferencia negativa de ocho goles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Duelo de titanes por el trono inglés