500 millones para depender de Messi

Tras la salida de Neymar, el Barcelona incorporó en los dos últimos años a doce futbolistas, pero sigue fiando su rendimiento a que el argentino marque diferencias


Messi miraba al pasto de Anfield con el gesto desencajado. Las opciones del Barcelona parecían pasar por algún destello suyo, como si todos los demás no fueran más que su sección de complementos. Un escaparate en el que el Barcelona se ha gastado, tras la salida de Neymar, cerca de 500 millones de euros en una sucesión de incorporaciones que han sangrado la chequera sin que el equipo haya logrado subsistir, en los momentos clave de la Liga de Campeones, a lo que pudiera sacarse Messi de la chistera.

El mismo verano que el PSG depositaba los 222 millones de la cláusula de Neymar, el club iniciaba una espiral que ha sido incapaz de revertir en rendimiento. Se gastó 120 millones en traerse del Dortmund a Dembelé -más otros 30 en variables- y otros 40 en incorporar, del exótico Guangzhou Evergrande, a Paulinho. El controvertido fichaje del brasileño se quedó en una lujosa anécdota y acabó regresando a China sin pena ni gloria. A Dembelé tardó en recuperarlo Valverde para su causa. Cubrieron más titulares sus problemas con el despertador y su falta de disciplina que la gloria que pudo dejar sobre el terreno de juego. Al final, hasta pudo echar de menos su ausencia por lesión en Anfield.

A la nómina, en cifras gruesas, hay que añadir, ese verano del 2017, los más de 30 millones abonados al Benfica por Nélson Semedo, la extravagante recompra de Deulofeu al Everton -se acabaría marchando al Watford por una cantidad similar- y la incorporación desde el Fluminense de un tal Marlon Santos por el que haría caja después con su traspaso al Sassuolo, tras tenerlo a préstamo en Niza.

Llegó el mercado de invierno, de la pasada temporada, y Bartomeu rompió la hucha. Invirtió 135 millones de euros en la llegada de Coutinho, desde Liverpool, y 11,8 en el fichaje de Yerry Mina. Apenas habían transcurrido cinco meses desde la salida de Neymar, y el club ya se había gastado cien millones de euros más de lo que había ingresado por su marcha. Coutinho nunca llegó a despegar, acabó devorado por Dembelé y encarándose con el Camp Nou tras marcarle al Manchester United. Tuvo que intermediar Messi para que los silbidos en casa se tomaran un respiro.

El fiasco ante la Roma en la pasada edición de la Liga de Campeones, pese a los más de 330 millones invertidos, volvió a abrir la tapa de la hucha el pasado verano. El club pagó al Sevilla la cláusula de Lenglet, casi 36 millones de euros. El francés se convirtió en pareja habitual de Piqué en el eje de una zaga que sembró dudas en los primeros meses de competición, las despejó después, y acabó cavando su tumba en Anfield. Imperdonable, en medio del repaso, el ridículo del cuarto gol.

Malcom, 47.000 euros el minuto

Más de 40 millones de euros volaron a Burdeos para incorporar a Malcom. Lleva disputados el 14% de los minutos -872- sumando todas las competiciones. Un rendimiento patético.

Llegaron también Arthur Melo, del Gremio, y Arturo Vidal -desde el Bayern- para reforzar la zona medular. Dos apuestas diferentes. Un veterano curtido, el chileno, y una joven promesa amamantada en el Gremio, el brasilieño. El club se gastó, entre los dos, más de 50 millones de euros. Si le sumamos el módico millón por adelantar el pase de Todibo, o los algo más de 2 millones por las cesiones de Murillo y Boateng, el Barcelona había invertido, para alcanzar una final de Champions, más de 487 millones de euros desde que se despidió de Neymar. Y ha comprometido ya otros 75 -más 11 en variables- para la futura llegada de Frenkie de Jong. Más de 560 millones invertidos para, hasta hoy, seguir dependiendo, a la hora de la verdad, de un momento de inspiración de Leo Messi.

Los fichajes del Barcelona, en cifras

  1. Coutinho - 135 millones
  2. Dembelé - 120 millones
  3. Malcom - 41 millones
  4. Paulinho - 40 millones
  5. Lenglet - 35,9 millones
  6. Arthur Melo - 32,8 millones
  7. Semedo - 30,6 millones
  8. Arturo Vidal - 20 millones
  9. Deulofeu - 12 millones
  10. Yerry Mina - 11,8 millones
  11. Marlon Santos - 5 millones
  12. Todibo - 1 millón

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

500 millones para depender de Messi