Pablo Marí: «Necesitamos que venga gente que nos apoye, necesitamos esa confianza»

El central resiste a la presión, pero avisa: «No puede haber nada mejor que jugar en casa»


a coruña / la voz

El Dépor regresará a Riazor tras la pañolada que acabó con Natxo González. Pero los problemas siguen. Marí (Almusafes, 1993) rescata aspectos positivos de la derrota de Pamplona, que empujó al equipo fuera de las posiciones de promoción, aunque reconoce que él y sus compañeros necesitan más que nunca la victoria.

-¿Verse fuera de promoción les añadirá nervios?

-No, tenemos gente muy veterana que ha vivido situaciones de todo tipo en Primera y en Segunda. Es gente que sabe adónde ha venido y lo que nos estamos jugando. Hay que convivir con ello y darle naturalidad. Y la presión hay que saber jugarla. En un partido esa presión siempre está y no la puedes evitar. O juegas con ella y sigues disfrutando de lo que te gusta, o al final hay que hacer otras cosas. Esa presión está, pero la sabemos llevar. No puede haber nada mejor que jugar en casa y con nuestra gente.

-¿Hace falta una victoria jugando bien? ¿O una victoria convincente? ¿O una victoria sufrida?

-Lo que quiero es ganar, me da igual cómo, cuándo, por qué o dónde. Quiero ganar, porque es lo que necesita ahora mismo el equipo y lo que nos va a dar alas para retomar lo que éramos antes. Hay que ganar, y eso la gente lo tiene que saber y tiene que ir con nosotros a muerte. Aunque fallemos un pase, volveremos a por el segundo, y si fallamos, otra vez lo intentaremos. Porque hay que ganar, y nos tienen que acompañar los 95 minutos. Porque es lo que necesitamos ahora mismo: ir todos juntos a ganar. Y ya está, no hay que ponerle ningún añadido más. Ganar es la única mentalidad que tenemos que tener.

-¿En qué deben mejorar?

-En ser nosotros mismos, ese atrevimiento que teníamos al principio y que en ese bloque de partidos de perder y empatar, de no tener esa victoria, esa confianza de cada futbolista ha bajado un poquito. Retomar esa tranquilidad de perder un pase y no pasa nada, y lo intento otra vez, y otra. En casa hemos ganado partidos por intentarlo muchas veces, porque el rival se iba metiendo en su área y el gol entraba solo.

-Así fue el primer triunfo contra el Sporting, precisamente con un gol suyo.

-Es retomar esa sensación. Que todo el mundo diga que somos un rodillo los 95 minutos. A por ellos, eso es lo que hay que retomar, esa sensación.

-Primero hay que levantarse.

-Es que esto es fútbol y nos gustaría ganar todas las semanas por 4-0, pero por mucho que lo intentes habrá semanas en que no se podrá. Somos personas y tenemos momentos de debilidad. Esta semana jugamos en casa y más que nunca necesitamos esta victoria. Y para eso necesitamos estar todos juntos. Que no decaiga la gente.

-Cada vez van menos aficionados al estadio.

-Es respetable, igual que los pitos, o el que nos venga a animar. El que paga su asiento puede hacer lo que quiera. Nosotros tenemos que jugar nuestro partido, pero cuantos más seamos mucho mejor.

-¿Esperaba otra actitud de Riazor en este momento?

-No, yo al final esperaba lo que he vivido, incluso ha habido veces que han superado mis expectativas. Yo estoy muy contento con la afición del Dépor y necesitamos que venga gente que nos anime, que nos apoye, que si fallamos un pase nos aplauda, necesitamos esa confianza. Y entre todos conseguir el objetivo.

-¿Se nota el daño del último descenso?

-Sí se nota y es un momento complicado, es evidente. La pelota no entra y ellos te meten gol en la única que tienen. Yo hasta el último día me voy a dejar la piel por el equipo, porque soy así. Y la sensación de todo el equipo es la misma. Nos saldrá mejor o peor, pero actitud no va a faltar.

«El último partido nos ha permitido dar un paso adelante»

Más que de los cinco goles encajados en las tres últimas jornadas, Pablo Marí habla de un problema de mentalidad.

-¿El objetivo a corto plazo es encajar menos?

-Desde dentro no veo que tengamos ese problema. Sí que es verdad que nos cuesta entra en muchos partido en casa y que cuando nos han dado algún susto en el partido baja un poco la confianza general del equipo. Yo creo que la confianza está, pero tenemos que mantenerla los 95 minutos, como hacíamos antes. Antes nos hacían algún gol, o nos daban algún susto, y el equipo seguía igual. Ahora nos está costando. Lo que hay que cambiar es la mentalidad. El partido contra Osasuna nos ha permitido dar un paso adelante en cuanto a mentalidad, que es el error más grave que estábamos cometiendo. Y yo estoy tranquilo. Aún no terminó el entretenimiento y le estamos pidiendo al entrenador más. Y eso denota que el equipo tiene ganas.

-¿Cuál era el problema?

-Qué había momentos del partido en que a lo mejor bajabas el nivel de concentración y ahí era donde el rival aprovechaba para empatar o para ganar. Mantener esa concentración grupal los 95 minutos es primordial. 

Martí entrena cuerpo... y mente

P. Barreiros

El técnico del Dépor se esfuerza en los entrenamientos por recuperar el ánimo de sus jugadores

Hay mucha tarea por hacer en este Deportivo que se ha bajado del tren del ascenso justo a ocho jornadas del final. En pos de la imprescindible remontada, el equipo coruñés necesita arrobas de fútbol, tal y como ha demostrado especialmente en los partidos de Riazor, pero también un subidón anímico. Martí tiene claro el diagnóstico y en sus entrenamientos está combinando ambos factores: mucho trabajo con balón, hasta en los calentamientos, pero también una atención máxima al aspecto psicológico de un vestuario machacado por los malos resultados en esta segunda vuelta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pablo Marí: «Necesitamos que venga gente que nos apoye, necesitamos esa confianza»