El Barça exprime un gran arranque ante el United

Toma ventaja en el cruce con el United gracias al gol fabricado en un cuarto de hora de total dominio


A punto estuvo Aleñá de quedarse sin pisar el Teatro de los Sueños y poder decir que participó en la primera conquista culé de Old Trafford. Casi cuatro minutos esperó en la banda mientras sus compañeros movían el cuero para acabar de hacerse con un pequeño botín que les acerca a unas sudadas semifinales de Champions.

El United le regaló al Barça casi todo el césped del estadio y se reservó, en condición de anfitrión, los metros cuadrados correspondientes a su área. En torno a ella estableció Solskjaer un cinturón de seguridad de cinco hombres, con otros tres instalados un par de palmos por delante. Entregó el campo, las bandas y el balón sin resistencia, y durante el primer cuarto de hora los visitantes dispusieron de la pelota el 85% del tiempo. Tanta posesión se volvió útil por obra de Busquets, incontenible para Rashford y Lukaku, los únicos futbolistas que quedaban descolgados entre los de Manchester. El centrocampista premió el desmarque de Messi con un pase picado en profundidad que el argentino recogió y convirtió en asistencia para Suárez. Este trató de tener el mismo gesto con Coutinho y cabeceó en paralelo a la línea de gol en lugar de buscar la red, pero Shaw enderezó la trayectoria del remate, convirtiendo el 0-1.

El gol cambió el partido porque el United pasó de defender alrededor de De Gea a hacerlo en torno a Ter Stegen. El Barça se atascó en la salida y en el barullo triunfaron con mayor frecuencia los ingleses, mejor dispuestos para la refriega. Solskjaer eligió jugadores de choque para el once y obtuvo el premio de los balones divididos. Cada error del conjunto catalán se traducía de inmediato en una contra. Piqué pasó a ser el jugador más exigido de los visitantes en la que fue su casa mientras Lenglet se convertía en el lunar de la zaga. Si no había oportunidad de transición rápida, los diablos rojos buscaban los costados, conscientes de que en los centros laterales estaba su mayor ventaja. Uno de ellos estuvo a punto de suponer el empate al filo del descanso, pero Dalot orientó fatal su cabezazo.

De Gea evitó el segundo

El nuevo escenario dejaba la verticalidad en pies del conjunto de Valverde que rondó el segundo en una salida veloz con envío en largo. Pifió Lindelof en el despeje y Luis Suárez protegió el cuero para servírselo a Coutinho. Al duro disparo del brasileño respondió De Gea con una buena parada estirando la pierna.

El descanso aportó mayores bríos al United, en el papel que había correspondido al Barça en el primer tramo del encuentro. Los azulgrana se vieron sometidos durante el mismo cuarto de hora en el que su dominio había resultado incontestable. La diferencia estuvo en la calidad de las acciones en los últimos metros, así que cuando los visitantes espabilaron seguían indemnes. Aliviados, recuperaron la pausa y tras una acción a múltiples toques, Suárez estrelló en un lateral de la portería el balón del 0-2 que le había puesto en bandeja Semedo.

Con Sergi Roberto y Arturo Vidal ocupando el lugar de Coutinho y Arthur, el equipo catalán acentuó su control, aún personificado en un Busquets a quien su entrenador mantuvo en el campo pese a cargar el lastre de una amarilla. El terreno a espaldas del 5 quedó a cargo de Piqué, insuperable ya fuera mediante paredes o balones colgados desde el costado. No hubo ocasión para que Ter Stegen estrenara sus guantes, ya que el United no llegó a chutar a puerta. Sí lo hizo otra vez el Barça, en una falta en la frontal de esas en las que Messi suele rascar premio. Lo intentó por debajo de la barrera, pero el disparo rozó en una bota y le llegó manso a De Gea.

Los diablos rojos pretendieron minimizar los daños con un arreón final, pero quedó abortado por una jugada de tres minutos de pases que Aleñá contempló, entre frustrado y divertido, sobre la misma línea de banda.

Ficha técnica:

0 - Manchester United: De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Shaw; Pogba, Dalot (Lingard, m.74), Fred, McTominay; Rashford (Pereira, m.85) y Lukaku (Martial, m.68).

1 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets (Aleña, m.93), Rakitic, Arthur (Roberto, m.66); Messi, Suárez y Coutinho (Vidal, m.65).

Goles: 0-1. Shaw, p.p m.12.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA) amonestó a Shaw (m.20), Lingard (m.74) y Smalling (m.86) por parte de los locales y a Busquets (m.18) y Vidal (m.71) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Old Trafford (Mánchester).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Barça exprime un gran arranque ante el United