Debate: ¿Qué hacer con el mercadeo de niños futbolistas?

Los expertos reconocen la responsabilidad de los padres, pero instan a que todos los estamentos implicados en la actividad deportiva se sienten a hablar y reflexionar

Las denuncias de dos clubes de fútbol coruñeses denunciando el mercadeo de niños de entre 8 y 13 años por parte de otros clubes, que no dudan en «fichar» a golpe de talonario o con regalos, e incluso que esperan a los pequeños a las puertas de los vestuarios para intentar convencerlos, ha levantado una gran polvareda social. Dos expertos, Rafael Louzán, presidente de la Real Federación Galega de Fútbol; y Rafael Alonso, abogado en Caruncho, Tomé & Judel y Máster en Derecho Deportivo, dan su opinión al respecto y recomiendan que todos los implicados (clubes, directivos, técnicos e federación) analicen la situación y busquen vías de solución.


Reflexionar e debater

Xestionar un club de fútbol modesto representa en moitos casos un auténtico exercicio de supervivencia. Como presidente da Real Federación Galega de Fútbol son moi consciente das dificultades que teñen que afrontar os directivos para sacar adiante a actividade diaria dos seus respectivos clubs. Todos, absolutamente todos, realizan un labor encomiable que nunca recoñeceremos o suficiente. Problemas deportivos, problemas económicos, problemas de xestión diaria… e nos últimos anos tamén un enorme problema engadido, que é a xestión de determinados comportamentos dalgúns pais e nais que enfocan de maneira errónea a actividade deportiva dos seus fillos e fillas. Messi hai un só. Cristiano, outro. Pero vendo as actitudes dalgún parece que teñamos un Messi ou un Cristiano en cada casa.

Desde a RFGF queremos poñer en valor o traballo de todos. Clubs profesionais, modestos, os que teñen unha grande estrutura, os que só contan cun equipo, os que apostan polo fútbol base, os que o fan polo fútbol veterano, ou polo fútbol sala... Dá igual. Entre todos formamos esta gran familia do fútbol galego. Unha familia que sitúa a Galicia como a primeira comunidade autónoma de España na proporción número de licenzas de fútbol segundo a poboación, con case 100.000 licenzas con só 2,7 millóns de habitantes.

Entendo a preocupación que teñen aqueles clubs que, pola súa localización, teñen moitas dificultades para conseguir os rapaces ou rapazas suficientes para sacar un equipo á competición. E que cando teñen algún futbolista que destaca enseguida se atopan coa situación dunha marcha a outro club con maior estrutura e posibilidades. Non é esta unha situación nova. Sucedeu sempre. Practicamente todos os clubs sofren situacións similares porque sempre hai alguén con máis posibilidades que pode fichar a un dos teus futbolistas. É unha situación de difícil encaixe legal. Trátase dunha cuestión máis de tipo ético, pero iso non implica que non nos preocupe. De feito, foi un tema tratado no Comité de Fútbol Base, sen posibilidade de acordo entre os clubs, precisamente debido a esa dificultade de lexislar unha situación que depende claramente da vontade dos pais.

Somos conscientes da preocupación existente porque son os propios dirixentes os que nos trasladan esta cuestión nas moitas reunións que mantemos con eles en todos os puntos de Galicia. E será un dos grandes temas a tratar nunha próxima reunión do Comité de Fútbol Base antes do inicio da próxima tempada. Como nos gusta facer, escoitaremos a opinión de todos para valorar posibles medidas, aínda que pouca marxe de manobra temos desde a Federación. Non obstante, considero que é necesario un foro de debate no que todos (clubs, directivos, técnicos e federación) poidamos reflexionar sobre esta cuestión que con tanto acerto nos achega estes días La Voz de Galicia e que tamén considero que debe ser tema de análise na Real Federación Española de Fútbol.

Autor Rafael Louzán Abal Presidente da Real Federación Galega de Fútbol

Concienciación y consenso

Estamos acostumbrados a que las situaciones de conflicto provocadas por la aplicación de normas deportivas a menores tengan que ver con las dificultades que algunos niños encuentran para abandonar su club a fin de poder jugar en otro club para coincidir con sus amigos o por otros motivos. En esos casos es necesario ponderar el equilibrio entre el interés superior del menor (reconocido también en el ámbito deportivo por la jurisprudencia) y el derecho de los clubes a no ver desmantelada su estructura en un momento inoportuno de la temporada. Tanto las leyes deportivas como la normativa de las federaciones suelen ir en la línea de conferir a los padres la facultad de elegir libremente club, al menos al final de cada temporada, evitando la prolongación de situaciones de retención forzosa.

Hay otra perspectiva, la de los clubes que ven cómo su cantera mengua de una temporada para otra porque otros clubes les llevan a sus niños. Es difícil elaborar normas dentro de las federaciones para evitar estas situaciones porque, al hacerlo, se podría acabar limitando el interés superior del menor en cambiar libremente de club para su libre desarrollo en la práctica de su deporte favorito.

Más que buscar la solución mediante la implantación de normas federativas, debería fomentarse la responsabilidad de todos los intervinientes: concienciar a los padres de que a edades tan tempranas es precipitado pensar en que una hipotética futura carrera deportiva del niño dependa de su inmediato pase a un determinado club, y llamar a la propia responsabilidad de los clubes con una estructura más desarrollada para que no esquilmen la cantera de otros.

La solución que algunos clubes proponen (limitar el número de equipos de un solo club en una misma categoría) fue rechazada en alguna ocasión en que fue planteada a los órganos federativos que rigen el fútbol base. Las federaciones tienen un funcionamiento democrático, debiendo sus normas ser aprobadas por órganos en los que están representados los diversos estamentos (clubes, deportistas, entrenadores y árbitros). Si la solución a estas captaciones de niños de tan corta edad no llega por la propia concienciación y se precisa una nueva regulación, deberá ser mediante mecanismos que gocen del suficiente consenso de todos.

Autor Rafael Alonso Abogado en Caruncho, Tomé y Judel y Máster en Derecho Deportivo
Votación
5 votos
Comentarios

Debate: ¿Qué hacer con el mercadeo de niños futbolistas?