Denuncian el mercadeo de niños desde los 8 años en el fútbol gallego

Los clubes de As Mariñas se hartan de que otras entidades con 5 o 6 equipos por categoría intenten arrebatarles jugadores con ofertas a los padres


El Deportivo Obrero fue el primero en alzar la voz. Más recientemente le acompañó en su protesta el Portazgo. Y ahora es toda la Asociación de Clubes de As Mariñas la que pretende elevar un escrito de denuncia a la Real la Federación Gallega de Fútbol (RFGF), por lo que entienden un «mercadeo» en el fútbol base, «con niños de 8 y 9 años». Están hartos de que «tres clubes quieran aglutinar jugadores, con equipos hasta la letra E o F, solo por el hecho de querer ganar trofeos a cualquier precio».

La primera queja pública llegó desde el Obrero, hace un mes. El club de Oleiros recibió una carta de otra entidad de la ciudad de A Coruña, en la que manifestaba su «interés por la posible incorporación» de prebenjamines y benjamines del equipo de O Condús. Un escrito que fue respondido con dureza por el Obrero en sus redes sociales: «Nos parece una falta de respeto a nuestro trabajo, y a un club al que le cuesta un mundo conseguir niños para que se diviertan con sus amigos jugando al fútbol», expresaron. «Otros disponen de 400 o más niños en sus categorías inferiores, y nos es difícil imaginar que no tengan la capacidad de formar a sus propios jugadores. Es más fácil echar a los que no les valen e intentar quedarse con los niños de los clubes, en teoría, de la ‘aldea’. ¿Qué les prometen a unos niños que están jugando con sus amigos? Aprendizaje no, ya que si se han fijado en ellos es que algo bien estará haciendo el Obrero y los clubes de las Mariñas. Os estáis riendo y faltando al respeto a los que nos dedicamos altruistamente a esto».

Un primer acto de protesta que ha tenido continuidad con otro del Portazgo, que repitió proceder el pasado viernes en sus redes sociales: «El pasado 30 de marzo, en el campo de O Monte (Mabegondo), dos entrenadores [de una tercera entidad, no del San Tirso], al finalizar el partido de nuestro Infantil B, esperaron a la salida del vestuario de nuestros jugadores para pedirles el teléfono, con el objetivo de llevarlos para su club», explicaron.

«Estamos hartos de que otros que basan su filosofía en fichajes vengan a romper el trabajo de un club que en ningún momento ha ido tocando jugadores de otros equipos. Solicitamos respeto a nuestro trabajo», concluía el comunicado.

La Voz se puso en contacto tanto con el Portazgo como con el Obrero, y desde ambas directivas se muestran resignadas ante lo que consideran «una tónica habitual». Desde el cuadro de Culleredo agradecen que, al menos tras la protesta, el club que pretende a sus jugadores les haya llamado para pedir disculpas. «Tenemos que convencer a los padres de que lo mejor para los niños es quedarse aquí. Y a algunos ya los hemos convencido», explican desde Oleiros.

¿Se prometen camisetas, botas o pago de licencias a cambio de fichar a algunos críos?

Desde la Asociación de Clubes de As Mariñas tienen claro el camino a seguir para erradicar lo que entienden como una gran problemática. «Vamos a hacer un escrito porque la Federación debería tomar cartas en el asunto y no dejar tanta libertad reglamentaria. Pero independientemente de esto, todo debería pasar por la educación de los padres. Porque muchos siguen creyendo que sus hijos pueden jugar en el Real Madrid y creen que algunos clubes tienen más potencial para poder conseguirlo. Queremos que se vigilen estas prácticas y que se deje trabajar a todas las canteras», explica el presidente, Mauro Pereiro.

«No podemos tener ligas competitivas si permitimos que haya 2 o 3 clubes que tengan A, B, C, D y E. Los que trabajan para ganar títulos sabrán lo que hacen, pero la experiencia dice que a corto plazo conseguirán su objetivo, pero a la larga no lograrán nutrir sus primeros equipos con jugadores formados en su club», agrega el presidente de la asociación, que apunta que está trabajando para plantear una propuesta «constructiva» a la RFGF con limitación de equipos por club y categoría. «He visto a adultos, en partidos de niños de 7 y 8 años, cogiendo informes de jugadores», denuncia. Sospechan que, en algún caso puntual, incluso alguna entidad podría haber ofrecido a padres camisetas, botas o evitar el abono del pago de la licencia, a cambio de su fichaje. «Estamos mirando si ha podido haber algún caso con dinero por el medio. De momento son rumores», confirma Pereiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Denuncian el mercadeo de niños desde los 8 años en el fútbol gallego