Teresa Portela, imparable a los 36 años

La palista cinco veces olímpica hace doblete en Trasona al ganar en K1 500 y logra el pleno en el selectivo español para la Copa del Mundo


Como si el tiempo no pasase por ella, Teresa Portela se convirtió este viernes en protagonista del selectivo para configurar el equipo español de la Copa del Mundo de Duisburgo de finales de mayo. A los 36 años, completó un pleno en el embalse asturiano de Trasona. Si el martes había conseguido el billete para Alemania en la distancia de K1 200, su prueba preferida desde que ganó el Mundial de Sevilla en el 2002, ayer se clasificó también para el K1 500. Ahora, la palista de Cangas deberá decidir si disputa las dos o cede su plaza en la distancia larga, como ya hizo en otras citas internacionales.

Portela ganó, además, con una demostración incontestable. Cruzó la línea de llegada de Trasona con un tiempo de 1 minuto, 55 segundos y 5 décimas, casi dos segundos más rápida que Isabel Contreras, segunda con 1:57,3, y que Laia Pelachs (1:53,4). Su exhibición de Portela resulta especialmente relevante en el año en el que intentará dejar lista su clasificación para los Juegos de Tokio. El camino ideal hacia Japón comenzaba esta semana. Para ir afinando la forma en las principales citas con un objetivo a medio plazo, el Mundial de Hungría de finales de agosto. Allí se disputan las primeras plazas para la cita olímpica del 2020, aunque todavía quedarían opciones el próximo año.

La sola presencia de Portela en Tokio supondría un hito, pues ninguna deportista española disputó seis Juegos Olímpicos.

Este viernes se quedaron fuera de la lucha por un puesto en el K4 500 que irá a la Copa del Mundo de Duisburgo dos gallegos, el betanceiro Carlos Arévalo y el tomiñés Roi Rodríguez. Sobre 350 metros se ponía una plaza en juego para la concentración definitiva de la próxima semana, y los gallegos fueron segundo y quinto, respectivamente.

El K4 500 es el barco estrella del proyecto olímpico español en categoría masculina. Porque el año pasado lo integraron tres campeones olímpicos como el gallego Cristian Toro, el catalán Saúl Craviotto y el mallorquín Marcus Cooper más el también gallego Rodrigo Germade. Fueron subcampeones olímpicos. Los cuatro estarán en la concentración de la próxima semana. Por un lado, se probará ese barco que en el 2019 fue casi invencible y por otro se testará el rendimiento de una nueva embarcación formada por Craviotto, Germade, Cooper y el sub-23 asturiano Pelayo Roza. Este último se ganó ayer su plaza de forma sorprendente con el mejor tiempo sobre 350 metros, por delante de Arévalo, el campeón mundial de K1 200 Carlos Garrote, Carviotto, Roi Rodríguez, Enrique Adán, Cooper y Germade. «Ganar este selectivo de K1 350 metros supone una gran alegría, no me lo esperaba. Veníamos con un nivel muy alto en esta distancia», reconoció Roza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Teresa Portela, imparable a los 36 años