El gran negocio británico de la hípica asoma a la catástrofe

¿Y si los caballos de carreras de miles y miles de euros tuvieran que esperar horas en la frontera franco-británica?


AFP

Sería solo una consecuencia, entre muchas, de un Brexit sin acuerdo, pero está lejos de ser inocua para el Reino Unido, un país apasionado por las carreras de caballos, así como para sus vecinos franceses e irlandeses. «El verdadero tema no son las vacas, son los caballos», dijo el coordinador nacional francés de los preparativos del Brexit, Vincent Pourquery de Boisserin. El Brexit afectaría al transporte de estos animales y podría provocar una «catástrofe» en la hípica.

En las carreras de Cheltenham, Inglaterra, a mediados de marzo, «los caballos entrenados en Irlanda que compitieron, eran en gran parte de pequeños criadores», dijo a la AFP la exministra para Europa de Irlanda Lucinda Creighton. Para estos profesionales con márgenes «reducidos, los retrasos y los costes adicionales de transporte y logística suponen un problema».

Para Henri Bozo, gerente de las cuadras francesas Monceaux, de las que «al menos el 30% de las yeguas van a Inglaterra para ser criadas», el tema «preocupa». El doctor Paul-Marie Gadot, de France Galop, habla de una «catástrofe anunciada»: «25.000 caballos de raza y cría se desplazan cada año» entre el Reino Unido, Francia e Irlanda, explicó este especialista de la sociedad organizadora de las carreras nacionales de lisos y vallas.

Acuerdo tripartito

Además de la cría, en Inglaterra hay competiciones y ventas de jóvenes pura sangre, a las que las cuadras Haras des Capucines, de Eric Puerari, por ejemplo, envían «de vez en cuando» sementales.

A ojos de France Galop, la actividad es «bastante estratégica» para la industria del caballo, que emplea a 47.000 personas en Francia, según la Red Económica del Sector Equino.

Un acuerdo tripartito rige en estos momentos el traslado de los caballos, permitiendo «un paso extremadamente fácil», con un control al inicio y otro después de la transferencia.

Con el Brexit, los equinos podrían verse inmovilizados en la frontera. Un fastidio, si los trasladan de mañana para competir el mismo día. «Los caballos muy buenos que van a correr son transportados en camionetas un poco importantes, pueden moverse, tumbarse», detalló a la AFP Alain de Royer-Dupré, entrenador de caballos del Aga Khan. «En estas condiciones, es menos grave, pero un transporte de más de 6 o 7 horas puede comprometer su rendimiento».

«Ninguna capacidad de control» 

La restauración de los controles fronterizos también podría causar problemas en el área de la crianza, con posibles costes adicionales y colas sin fin para las yeguas y los potros.

«Se pueden enfadar, pueden estresarse, sufrir problemas digestivos... Cuanta más espera, peor», observó el entrenador francés Alain de Royer-Dupré. Sin mencionar los riesgos de que el caballo tenga que dejar su camioneta para el control, en asfalto, por ejemplo.

En una conferencia de prensa sobre el Brexit, TLF Overseas, un sindicato y representante de aduanas, advirtió que había «un gran problema del lado británico»: «en Dover, no hay capacidad de control de los animales, y no lo han planeado», explicó en una rueda de prensa Olivier Thouard, el encargado del Brexit de la organización profesional.

De hecho, los caballos son uno de los objetos de pugna entre Londres y Bruselas. «Los británicos nos han dicho que no están a favor de los controles fronterizos para los caballos», y prefieren condiciones más cómodas para los animales, similares a las que están actualmente en vigor, explica Paul-Marie Gadot. Pero a condición de que haya reciprocidad.

Pero la Unión Europea no piensa hacer favores. «En caso de Brexit, los caballos del Reino Unido serán tratados como caballos de cualquier otro país tercero», y tendrán que «someterse a controles de documentos y de identidad, así como a controles sanitarios», explicó la Comisión Europea a la AFP. Será lo mismo «para los caballos franceses que vuelven del Reino Unido».

Pese a todo, entre los profesionales, Henri Bozo «cree que imperará el buen sentido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El gran negocio británico de la hípica asoma a la catástrofe