Terapia de acierto en Malta

La selección de Luis Enrique busca un segundo triunfo de camino a la Eurocopa y optimizar su buen juego ante un país vinculado a una gesta inolvidable


COLPISA

Superada la batalla física con Noruega el sábado, España comparece en Malta. Un lugar de nombre vinculado a la gesta que marcó a una generación de españoles acostumbrados a ver a su selección fracasar, a un partido «icónico, único y mítico» como reconoció Luis Enrique en Mestalla. Aquel 12-1 de diciembre de 1983 fue durante muchos años el mejor recuerdo de la selección hasta que en el 2008 se inició una época gloriosa de fútbol que mantuvo a España en el cielo mundial. Después de tres batacazos consecutivos en las fases finales en los últimos cuatro años ahora España está iniciando una nueva etapa que le permita volver a ilusionar a la afición.

El seleccionador está metido de lleno en completar la «evolución» necesaria para conseguir otro bloque ganador que incluso mantiene algún superviviente de esa etapa más gloriosa que insiste necesitamos dejar atrás. Ante Noruega el equipo brilló pero tuvo más juego que acierto. Adoleció de puntería. Solo 11 de sus 24 remates fueron entre los tres palos y dos terminaron en gol, uno, convertido desde los once metros por Sergio Ramos. Llama la atención que el máximo anotador de esta nueva época sea el capitán, con 5 goles en los últimos 5 duelos, y le siga Rodrigo Moreno con tres. El valencianista fue titular en Mestalla con Morata y funcionaron bien intercambiando posiciones para generar espacios con Asensio completando el tridente del 4-3-3.

Luis Enrique cree que el acierto se incrementará siempre que su equipo, el tercero que más disparó a puerta en la primera jornada de la clasificación para la Euro 2020, mantenga la intensidad. Ya anunció cambios respecto al sábado. Canales y Muniain podrían dar refresco en zonas de mucho desgaste. Desea llegar mucho y a ser posible también por bandas. Esa fue la razón de que citara hasta tres laterales zurdos en el equipo, ya que considera que alguno de ellos puede actuar como extremo. Y esa fue la razón de la vuelta de Navas. Le preocupa saber contrarrestar el juego directo del rival, no transmitir inseguridad en esas situaciones que se evitan teniendo un control superior de la pelota.

El mejor momento maltés

Malta, que casi 13 años después volvió ganar un partido clasificatorio para la Eurocopa ante Islas Feroe, se antoja como el rival más débil del Grupo F. En una jornada ya ha logrado su objetivo marcado: vencer un encuentro. Históricamente su nivel solo le ha servido para plantar una vez cara a España, que le ha marcado 28 goles. Fue siete meses antes del histórico 12-1 de Sevilla. En mayo de 1983, un 2-3 sudado ya que tocó remontar gracias a los goles de Carrasco y Gordillo. Ahora vuelve más de 22 años después a La Valeta, donde ha vencido en sus tres visitas.

En la última, como en el histórico 12-1, estaba bajo palos John Bonello, conocido por haber dicho que no volvería a su país si recibía 11 goles y que años después bromeó con ser el amigo ideal de los españoles en una campaña publicitaria de cervezas. Ahora su hijo Henry es el guardameta de la selección y detuvo un penalti decisivo a Hendriksson el pasado sábado (con 1-0 y en inferioridad numérica por la roja al hoy ausente Agius) para el triunfo local.

Liderato compartido

Gracias a esa victoria, la selección de Ray Farrugia, participante en el citado 12-1, colidera el grupo F. Y es que tanto Malta, como España y Suecia se impusieron en la primera jornada del grupo por 2-1 a Islas Feroe, Noruega y Rumanía respectivamente. Ahora que se habla de falta de acierto anotador, la selección se mide al rival que más duramente castigó. Casualidades de la vida.

Luis Enrique: «Llevamos una media de 2,7 por partido, para estar faltos de gol no nos va mal»

rodrigo erasti

El técnico alaba a Ramos y cree que ante Noruega hicieron un partido ofensivamente más completo que en la goleada ante Croacia

Luis Enrique participó en el último partido que jugó la selección española en el estadio Nacional Ta'Qali de La Valeta. Fue hace más de 22 años, un duelo de la fase de clasificación para el Mundial de Francia 1998 celebrado en 18 de diciembre de 1996. El asturiano fue titular junto al gran protagonista del encuentro, un Julen Guerrero que anotó un hat-trick para el equipo de Javier Clemente. Pero nadie le preguntó por aquello y si por el histórico 12-1, presente desde que finalizó en Mestalla con victoria el duelo ante Noruega. Si el sábado explicó que gritó por la ventana de la Avenida de Asturias en Gijón, en La Valeta recordó que «lo celebré como cualquier español de esta sala, cantando el Asturias, patria querida (dijo con una sonrisa). La recuerdo como una noche muy bonita de mi época de niño. Entonces no se veían muchos partidos por televisión, aquel mereció la pena. A muchos de los nuestros los tuve en cromos y con algunos tuve la suerte de jugar», rememoró antes de analizar si su rival, Raymond Farrugia, puede usar lo sucedido para espolear a sus jugadores, que vienen de ganar a Islas Feroe. «No sé qué motivación tendrán en Malta. ¿La conspiración? Hay cosas en el fútbol que no hay que darles importancia. Nosotros sí vamos a intentar tener intensidad e irá a por el partido desde el inicio. No nos fijamos en los puestos de la clasificación. Queremos ganar este segundo partido. Ese es nuestro objetivo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Terapia de acierto en Malta