Isidoro Hornillos: «No hay reto al que le dé la espalda»

Al hombre orquesta del atletismo gallego le hubiese encantado ser escritor


Fue un velocista olímpico, pero tiene alma de maratoniano. Isidoro Hornillos Baz, gallego nacido en Pucela en 1957, es un hombre orquesta del atletismo. Cuatrocentista internacional, docente de la Facultad de Ciencias del Deporte en la Universidade de A Coruña y presidente de la Federación Gallega de Atletismo después de una larga etapa como director deportivo. A sus 62 años no para. Tiene la cabeza llena de retos y todavía le queda tiempo para escribir, su otra gran pasión.

-¿Para usted qué es el atletismo?

-Es una forma de entender la vida basada en retos, objetivos y desafíos, y eso lo transcribo desde mis tiempos de atleta hasta mi vida profesional y también como dirigente deportivo.

-¿Qué supuso para usted ser atleta desde el minuto 0 de su vida?

-Fue un proceso casi imperceptible. Uno no tiene conciencia de ser atleta hasta que pasa el tiempo. Todo comenzó experimentando sensaciones: corres en el colegio, participas en una carrera y la ganas, luego eres campeón gallego, a los pocos meses voy a Madrid y soy campeón de España. Todo eso tiene un proceso hasta que me dicen que tengo una beca en Madrid y a partir de ahí interiorizo la capacidad de poder conseguir cosas más importantes.

-Aunque su puerta de entrada en el deporte fue el voleibol.

-Realmente sí. Yo practicaba voleibol en el Colegio Liceo La Paz de A Coruña, pero como muchos niños actuales hacía varios deportes. Aunque mi pasión siempre fue el atletismo, siempre tuve una sensibilidad especial con el tema hasta que un día me hicieron el test de velocidad, destaqué mucho y encontré mi deporte.

-¿Se puede decir que es un pucelano gallego o un gallego nacido en Pucela?

-Son cosas compatibles. No quiero renegar de mis orígenes pero me siento gallego por los cuatro costados. Me siento identificado con esta tierra que acogió a mis padres y a mí, estoy identificado con la cultura y con la lengua, pero cuando voy a mi pueblo [Castronuño] también se me pone la piel de gallina.

-¿Qué diferencias hay entre un atleta, un profesor y un gestor deportivo?

-El gestor deportivo tiene la responsabilidad de hacer las cosas que permitan a otros avanzar en este deporte, el profesor tiene la obligación de transmitir los conocimientos y el atleta la obligación de desafiar los retos personales. Y creo que estas tres partes están unidas con la capacidad de mejorar como atleta, como dirigente y como profesor.

-¿En qué faceta se siente más cómodo de las tres?

-En estos momentos me siento a gusto con la docencia y como presidente de la federación, pero no perdí la esencia de desafiar los retos, algo que tenía como atleta y que sigo conservando. No hay reto al que le dé la espalda. No sé si estoy viviendo una segunda juventud como gestor deportivo, pero parece que acabo de empezar ahora mismo aunque con una experiencia importantísima que me hace más eficaz.

-Todavía tiene algún récord de España y autonómico vigente.

-El de España de 4x200 metros está todavía vigente, es del año 1986, y tengo todavía el récord gallego de 400 metros al aire libre y el autonómico de 300 metros al aire libre y de pista cubierta.

-¿Ir a unos Juegos qué supuso para usted?

-Supuso cumplir un sueño, aunque yo siempre recuerdo los Juegos Olímpicos con mucha tristeza porque a los primeros, en Moscú, fuimos sin entrenador, tuve una decepción en la carrera individual y una gran satisfacción en el relevo; y en los segundos, cuando ya tenía la mínima, tuve la desgracia que me golpearon con un martillo faltando pocos meses. Siempre que pienso en los Juegos lo hago con mucha tristeza.

-¿Cuántas veces maldijo ese martillo?

-Muchas, pero pienso que si ahora me pasase a mí como presidente de la federación la respuesta que tendría el afectado no sería como la que tuve yo. Fue un accidente y una lección de vida para mí, saber que la alegría y la tristeza están cerca. Estaba muy bien y de pronto me doy cuenta que se acaba un sueño que podía ser más intenso que el primero.

-¿En qué ha evolucionado el atletismo en estos años?

-Este deporte evoluciona como lo hace la propia sociedad. Creo que es un deporte que es un termómetro social y que está identificado con los cambios y las apetencias de la propia sociedad pero mantiene la esencia de desafiar a los retos que tiene el ser humano. Tenemos que ser más competitivos porque otros deportes lo están consiguiendo.

-¿A veces no se plantea un ‘hasta aquí hemos llegado’?

-Lo pensé alguna vez, pero enseguida encuentro motivos para continuar. Tengo la ilusión intacta, cada día surgen nuevas ilusiones y retos. A día de hoy no me veo con la mentalidad de un jubilado.

En corto

Le apasiona escribir, se iría de cañas con Felipe González y no perdona un pulpo á feira. La otra cara de Hornillos.

-¿De no ser hombre orquesta en el atletismo, qué le hubiera gustado ser en la vida?

-Me gusta bastante escribir, aunque no tengo tiempo para hacerlo y me hubiera gustado ser escritor. Me considero una persona muy optimista, soy muy emprendedor, no me gusta equivocarme, pero asumo el riesgo por el hecho de progresar y de mejorar. Y cualquier cosa que hiciera siempre sería con la pasión que mantengo ahora.

-¿Cuál es su coche preferido?

-El que tengo, un Mercedes.

-¿Su comida preferida?

-El pulpo á feira.

-¿Con qué personaje se iría de cañas?

-Con Felipe González.

-¿Un sitio para perderse?

-La zona de Fisterra.

-¿Es de nuevas tecnologías?

-Lo soy.

-¿Qué aportan y qué le quitan a la sociedad?

-Aportan mucho pero a medida que aportan más también se incrementan los riesgos. El factor humano debe estar siempre por delante de la tecnología, cualquier tecnología que minimice nuestra voluntad es un error.

-¿Le hubiera gustado entrar en política?

-Tuve tentaciones e incluso ofertas, pero me gusta ser independiente porque creo sinceramente que en algún partido político no duraría mucho porque soy bastante independiente.

-¿Un sueño por cumplir?

-Vivir, hacer feliz a la gente que está conmigo y disfrutar de esta vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Isidoro Hornillos: «No hay reto al que le dé la espalda»