Aceptable inicio de la temporada de pesca, pese al mal estado de los ríos

Los pescadores insisten en los efectos de contaminación y las especies invasoras


La Voz

La temporada de pesca se inició con satisfacción general por el número de capturas, aunque mejor sería decir resignación, ya que los pescadores continúan insistiendo sobre el mal estado de los ríos y los problemas que atañen a este deporte que mueve unas cincuenta mil licencias en Galicia.

Valgan como ejemplo los ríos Lor y Cabe. Hubo más capturas en el primero, sobre todo en el curso medio, a pesar de que el caudal es importante, pero no sucedió lo mismo en el Cabe. «Aquí está pasando factura a contaminación e sobre todo o feito de que aínda non se recuperara despois dos verquidos da depuradora. No tocante á pesca, o Cabe é un río que agoniza», comenta el presidente del Club Pesca Monforte, Manuel Meira.

En la zona de Deza y Tabeirós, tras completar el cupo en apenas unas horas, se devolvieron ejemplares al río en zonas del Ulla o de Vea, en A Estrada, pero también en cauces de Silleda, Rodeiro o Lalín. Todo ello, a pesar de que fue una jornada fría y con algún chubasco cuando estos peces prefieren temperaturas un poco más templadas. La queja surge desde sociedades de caza y pesca como las de Lalín o Silleda, donde sus presidentes recalcaban el problema de las especies invasoras, desde visones americanos a cormoranes, que merman las poblaciones de peces. Salva Ortega, autor del blog Ás orillas do Ulla, recogió la sensación positiva que le transmitieron aficionados que acudieron a cauces como los del Miño, Xallas y Mandeo y espera un buen año. Sobre el relevo generacional en las sociedades de pesca de Deza hay cierto pesimismo, como explicaba Juan Agra, presidente de la de Silleda, incidiendo en que los jóvenes terminan por cansarse cuando hay escasez.

En la comarca de Ferrolterra, Eume y Ortegal la mayor parte de los ríos no abren hasta el día 1 de mayo, por lo que fueron muchos los pescadores de la zona que se fueron a otros puntos de Galicia. Eloi Saavedra, de la Sociedad de Casa y Pesca de Xubia, destacaba que la mañana fue muy productiva en el embalse de As Forcadas.

En Santiago y en su comarca no se le dio la jornada bien a todos. En algunas zonas los ríos iban bastante altos, pero «estaban muy bien para pescar, aunque había que trabajarlos mucho», señala un pescador. A pesar del buen inicio, cuando entró el nordeste, sobre las diez y media, con más frío dejaron de picar. En el Miño, buenas truchas y de buen tamaño. En Cobas se pescó muy mal, el río iba muy bajo. En Pontemaceira no hubo mucha suerte para los pescadores.

En el Ladra, a primera hora bastante bien y fue bajando en el transcurso del día. Los madrugadores tuvieron más suerte. En Negreira estuvo flojo, afectó mucho el nordeste. En Rois se acabó pronto la buena suerte. Ourense registró mayor afluencia de pescadores que en las aperturas de campañas anteriores, pese a que el número de licencias ha descendido y no termina de fraguarse una renovación en los socios de los cotos de la provincia.

Las mejores expectativas se cumplieron en zonas en las que se ha trabajado en la repoblación de trucha (occidente de la provincia, ríos como el Arenteiro o el Avia y Valdeorras). Se espera que el índice de capturas vaya en ascenso.

Por otra parte, la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, destacó a pie de río que la nueva ley de pesca, en la que está trabajando la Xunta, «promoverá e propiciará medidas e ferramentas para garantir o relevo xeneracional».

Costa da Morte

La primera jornada de pesca en los ríos de la Costa da Morte arrancó con resultados positivos, pero que son negativos cuando se trata de hacer el balance con lo que había hace años. Esta es la conclusión principal de la docena de aficionados consultados ayer tras pasar la mañana en varias cuencas de Bergantiños y Soneira, tanto en ríos abiertos como en embalses. En el coto de Santa Irena (Vimianzo), elegido por la conselleira de Medio Ambiente para la apertura formal de la temporada, estaba Manuel Abelenda, de Sobreira (Zas), que lleva pescando desde los 5 años, y tiene 61. «Hoxe collín catro, e está ben, pero lembro de pequeno cando en dúas horas pillaba 20 ou 30», dijo. Manuel Bello, de Carballo y afincado en Coristanco, eligió el embalse de Fervenza, del río Xallas, en la zona de Orbellido (Baíñas). Lucía satisfecho una trucha de cuatro kilos, la mejor de todas las capturas de un grupo de tres pescadores. Tampoco era mala la pequeña, de 1.400 gramos. Estaba contento, pero sobre todo disfruta con la experiencia más que con las piezas, aunque todo ayuda.

Lugo

La abundancia de truchas es similar en los ríos de Lugo al del pasado año, según explicaron los presidentes de la Asociación de Amigos do Río Parga y el de Amigos do Miño, Fernando Prieto y Luis Sandamil. «Es muy pronto para hacer valoraciones, pero por lo que hemos podido comprobar en el estreno de la temporada el número de ejemplares se mantiene estable respecto a otros años».

Ambos pescadores frecuentan ríos de aguas tranquilas en los que las capturas no fueron buenas en la primera jornada debido al bajo nivel del cauce. «Hubo poca actividad, pero no hace regla, ya que hizo bastante viento, sobre todo por la mañana, y el cauce estaba bajo, por lo que seguro que las condiciones mejorarán», explicaron.

Lo que destacaron ambos dirigentes de asociaciones es que el número de pescadores que acudieron a su cita con el estreno de la temporada fue elevado. «Pronto bajarán, pero de momento todos arrancan la nueva campaña con ilusión y ganas», dijeron sin disimular una sonrisa.

Información elaborada por S. G. Rial, X. R. Penoucos, Luis Conde, Jose Valencia, Javier Benito, Naso Calvo y Pablo Gómez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Aceptable inicio de la temporada de pesca, pese al mal estado de los ríos