Irene Blanco: «Mis próximos retos son el Europeo júnior y los Juegos de París 2024»

Protagonizó un hito sin precedentes en la halterofilia española con sus tres medallas en el Mundial


Apenas unos minutos después de adjudicarse tres medallas de oro en el Mundial juvenil celebrado en Las Vegas, Irene Blanco Tarela (A Coruña, 2002), mantenía una sorprendente serenidad, a pesar de haber protagonizado un hecho inédito en la historia de la halterofilia española. En ese momento, quiso compartir con La Voz sus primeras sensaciones.

-Es meritorio tu control de la intensidad nerviosa. Estás totalmente calmada ahora.

-Bueno, bueno, le llegaba a los nervios, durante el campeonato.

-Tampoco lo parecía.

-Es que disfruté mucho la competición y, la verdad, si lo analizamos bien, pensé que iba a ponerme mucho más nerviosa. Después estaba demasiado tranquila.

-Levantaste 115 kilos en dos tiempos, pero te lo anularon.

-Por un codo, pero no me pareció que los jueces tuviesen razón. De todos modos, ya tenía el oro y no merecía la pena reclamar.

-¿Crees que tu carrera deportiva avanza demasiado rápido?

-No, para nada me lo parece. Las circunstancias del año pasado y las de este son totalmente diferentes, por la edad, las lesiones, las rivales... y por eso hay tanta diferencia entre ambos, si lo dices por eso. El año pasado estuve un poco más parada a nivel de marcas, aunque no de objetivos, porque sí que es verdad que, aún lesionada, aspiraba alto, pero, bueno... este año me está dando lo que no me dio el año pasado. Creo que avanza según lo previsto. Va al ritmo que tiene que ir.

-¿Cuál fue la clave del oro?

-Pues hacer lo mismo que hacíamos durante los entrenamientos en España, levantar y permanecer con la cabeza en su sitio. Pero, sobre todo, disfrutar mucho de la competición.

-¿Cuáles son tus próximos retos?

-El Campeonato de Europa júnior el 7 de julio en la capital de Moldavia, Chisinau. En cuanto a los Juegos Olímpicos, a ver... Tokio, obviamente, no, pero París 2024 probablemente sí.

-¿En qué crees que has mejorado en estos años?

-En el valgo de rodilla, que ya no lo tengo. [Desplazamiento medial de la rodilla o rotación interna de rodilla desplazándola hacia adentro durante la sentadilla]. También trabajé muchísimo la técnica para no lesionarme y evitar pasarlo tan mal como lo pasé el año pasado debido a ese motivo.

-¿Quién fue la primera persona con la que hablaste?

-Con mi madre. Y mi entrenador en el Club Halterofilia Coruña, Ferenc Szabo, me escribió antes de la competición. «Blancura, mi corazón está latiendo al ritmo del tuyo. Dentro de 7 horas tendremos la respiración interrumpida», decía. Me emocionó bastante y me hizo mucha ilusión.

Irene Blanco, campeona del mundo juvenil de halterofilia en Las Vegas

Iván Antelo

Logró tres oros al levantar 91 kilos en arrancada, 112 en dos tiempos y 203 en el total olímpico y es la primera española que lo consigue en un campeonato mundial sub-17

Portentosa, enorme, genial, pundonorosa, implacable, bestial... Irene Blanco sigue quemando etapas en su intento por alcanzar algún día la élite de la halterofilia mundial y demostró que va por muy buen camino tras exhibirse en Las Vegas. La deportista coruñesa se proclamó triple campeona del mundo juvenil, de la categoría de +81 kilos de peso corporal, en una cita que se celebró en Estados Unidos. La gallega levantó 91 kilos en arrancada, 112 en dos tiempos y 203 en el total olímpico, unas marcas nunca vistas en una joven española menor de 17 años. Irene Blanco Tarela (A Coruña, 2002) mejora de esta forma la exitosa a plata europea sub-17 lograda el pasado año en Milán en arrancada (84 kilos), siendo sexta por entonces en dos tiempos (90) y cuarta en el total olímpico (174). Solo un año después, ha conseguido levantar casi 30 kilos más entre las dos modalidades de la halterofilia (7 kilos más en arrancada y 22 en dos tiempos).

Seguir leyendo

«Yo me lo esperaba, y los entrenadores seguro que también»

Irene Blanco reflexiona sobre lo que acaba de conseguir en Las Vegas.

-¿Cómo valoras ser el primer oro mundial de categoría sub-17 de la halterofilia española?

-Es muy importante establecer esos momentos tanto en el palmarés de este deporte a nivel nacional como en Galicia. Los valoro muy positivamente, porque me costó mucho llegar hasta aquí y lo he pasado mal. En Buenos Aires, en los Juegos de la Juventud, no estaba al 100 %. Se quedó corto el sexto puesto. Al mes siguiente hice 90 kilos en arrancada y, desde ahí, empecé a entrenar mejor, sin molestias. Ahora estoy súper contenta.

-¿Qué harás cuando regreses?

-Pues lo primero que tendré que hacer es estudiar mucho, porque tengo examen el día 21 de este mes. Y los estudios son muy importantes también.

-¿Cómo te ves ahora?

-Sinceramente, no creo que haya cambiado nada. Porque no sé otras personas, pero yo de mí misma sí que me lo esperaba. Y estoy segura de que los entrenadores y los que se mueven en el mundillo, viendo las listas previas y las definitivas, también. Era bastante asequible. La única que me dio la sorpresa fue la estadounidense Julia Yun, que hizo 199. Aún así, estoy muy contenta.

-¿Servirá para que más niñas se inicien en la halterofilia?

-Espero que sí. Para algo tiene que servir una medalla de oro en un Mundial, digo yo... [sonríe].

-¿Cómo lo vas a celebrar?

-Pues con mis padres en casa. Con la compañía de los míos es suficiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Irene Blanco: «Mis próximos retos son el Europeo júnior y los Juegos de París 2024»