Mil cien días... Y otra vez Zizou

El entrenador francés regresa a un cargo al que ya accedió hace tres años y que dejó el pasado verano

A. C

El 31 de mayo del 2018, Zinedine Zidane anunciaba que dejaba su cargo de entrenador del Real Madrid. Su sorprendente despedida llegaba tan solo unos días después de conseguir la tercera corona de Europa consecutiva. Ayer, 11 de marzo del 2019, poco más de nueve meses después, el francés vuelve a ponerse al frente del conjunto blanco.

Una Liga, dos Supercopas, dos Mundialitos de Clubes y una Supercopa de España completaron la colección de nueve títulos que cosechó el Madrid desde su nombramiento como técnico del primer equipo. Sucedió en enero del 2016, a mitad de temporada, y con Rafa Benítez recién despedido. El premio le llegaba a pesar de los discretos resultados obtenidos por el francés al frente del Castilla.

El desgaste de liderar al Real Madrid durante esa etapa fue la causa principal de la marcha de Zidane. Un cambio «necesario para que el equipo siga ganando», dijo en su despedida. Mensaje enigmático que conmocionó a la afición blanca, que en ese momento todavía no sabía que estaba a punto de iniciarse la peor etapa de la última década.

Ni dos meses transcurrieron hasta que Cristiano Ronaldo se bajó también del barco. Nueve temporadas vistiendo la camiseta blanca no pesaron lo suficiente para evitar que el portugués y la Juve se declarasen amor. La recompensa para el Real Madrid solo ascendió a poco más de cien millones de euros.

Para paliar su marcha, Florentino Pérez recurrió a Mariano, un canterano con un año de experiencia profesional más allá de Valdebebas, en el Olympique de Lyon. Una decisión arriesgada que terminó pasando totalmente inadvertida ya que el delantero ha estado más tiempo en la grada que sobre el césped.

Sin su tabla de salvación de los últimos años, la directiva blanca no dudó en echar el resto por Julen Lopetegui para suplir a Zizou. No le importó que en ese momento estuviera preparando el Mundial de Rusia. El resultado fue el despido fulminante del vasco como seleccionador.

La apuesta apenas duró cinco meses. El 29 de octubre, con el equipo en la novena posición, la goleada en el Camp Nou (5-1) supuso el prematuro adiós de Julen Lopetegui. Florentino Pérez decide entonces sustituirlo por Santiago Solari, técnico del Castilla.

El argentino pareció enderezar el rumbo del equipo durante varias jornadas, además de lograr el séptimo Mundial del clubes, pero la eliminación la semana pasada de la Copa del Rey y de la Champions, y el prácticamente adiós a la Liga tras perder en casa contra el Barcelona, han impulsado a la directiva blanca a rescindir el contrato de Solari, pese a que semanas antes había sido confirmado hasta 2021. Ni siquiera la goleada de este domingo en Valladolid ha evitado la destitución del argentino.

Mil ciento sesenta y dos días de iniciar su primer rescate, y 284 de su adiós, Zinedine Zidane regresa en medio de una grave crisis deportiva e institucional. Será el tercer entrenador de una temporada en la que, tras quedarse fuera de todas las competiciones, solo puede aspirar a recuperar la credibilidad de una plantilla devaluada ante el hartazgo de su paciente afición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Mil cien días... Y otra vez Zizou