Ana Peleteiro: «Creo que puedo llegar a ser una saltadora de 15 metros»

La atleta de Ribeira comenta que hizo el concurso de su vida y que algunos no se alegraron de que batiera la plusmarca


Ana Peleteiro (Ribeira, 1995) ya tiene asimilado que ha hecho algo muy grande al convertirse en campeona de Europa con récord de España (14,73 metros) en triple salto. Lo hizo después de superar una lesión que casi le deja fuera del evento, pero la gallega ya piensa en los Juegos y en el Mundial y tampoco esconde que sueña desde pequeña con saltar más de 15 metros, una distancia poco menos que prohibida en el triple femenino.

-Decía en una entrevista a La Voz en diciembre que quería batir el récord de España y ser la mejor de la historia. Dicho y hecho.

-Ese día (el del Europeo) pensaba en todo menos en el récord de España y la verdad es que da gusto batirlo en un campeonato porque es bueno demostrar que estás en el mejor estado de forma en los grandes campeonatos.

-Tras un mes que debió de ser de lo más duro por la lesión.

-Llegué con muchas inseguridades y no pensaba que fuese a saltar 14,50 metros ni mucho menos, porque casi no podía hacer nada, no podía calzarme ni poner el pie en el suelo, pero con la ayuda de los fisios y los médicos y de las máquinas que tengo aquí en casa, conseguí llegar en un buen estados de forma. Iván Pedroso también me supo preparar muy bien este mes haciendo cosas en las que no tuviera que apoyar el pie pero sin perder la forma física y con el segundo salto me sorprendí a mí misma.

-Con el segundo nulo, entiendo.

-Sí. Hice el primero con un poco de miedo después de una calificación en la que no me encontraba muy bien, pero en el segundo ya vi que estaba muy bien y en el tercero ya fui con todo porque sabía que podía hacer un gran salto.

-¿La lesión le obligó a variar la técnica de carrera?

-Teníamos que cambiar la forma en la que yo apoyaba el pie en el segundo salto, porque apoyaba completamente plano y el hecho de cambiar la forma además de ser algo que me iba a ayudar a que no me doliese el pie también me iba a ayudar técnicamente y lo que más le sorprendió a Iván es que fuese capaz de cambiar una cosa técnica en dos días cuando a otros les lleva un año. Una vez más me demostré que soy inteligente a la hora de aprender.

-¿Era un inflamación como se decía o había algo más?

-Tenía una sobrecarga muy grande en el tibial posterior y entonces, por la sobrecarga y por un impacto mal dado en el mitin de Madrid, hice como una contusión y lo que es el tendón al inicio del ligamento como que tuvo una tracción y causó una inflamación, por eso me dolía tan pegado al hueso.

-¿Cómo fue la final para usted?

-Un cúmulo de cosas. Soltar rabia porque yo sé que había muchas personas que no querían que batiese ese récord y salió en el sitio ideal.

-¿Por qué no querían? ¿Por envidia?

-Efectivamente, como todo en la vida. Yo sabía que si batía ese récord tenía que ser allí y enfrente de ellos y entonces ver que me salió todo redondo hizo que me saliese de mí y perdí el norte por completo. Eso al mismo tiempo me ayudó a hacer el concurso de mi vida. Esto aún da más fuerza para llegar al verano y saber que al 100 % aún puedo ir más lejos.

-¿Quién no quería que batiera el récord?

-No hace falta decirlo, ellos saben quiénes son. No hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Con Iván aprendí a ser un poco más hipócrita y pasar de las personas y centrarme en lo mío. Antes perdía mucho tiempo pensado en los demás, y ahora solo pienso en mí, en mi entrenador y en mi familia, lo demás me da igual.

-Hay apuestas de que va a saltar 15 metros esta temporada. ¿Se ve rompiendo la barrera?

-Eso pasa cada vez que haces una buena parte y te acercas al siguiente límite y los 15 metros son una barrera muy grande. Pocas atletas consiguieron batir esa barrera y es algo que está en mi mente y con lo que sueño desde pequeña, cuando comencé en el triple salto. Pero sé que hay que ir paso a paso y antes de llegar a los 15 hay que pasar por los 14,80, los 14,90 hasta llegar. Viendo la repetición de los saltos veo que puedo llegar a ser una saltadora de 15 metros, pero para ello hay que entrenar muchísimo.

«Me enorgullece que me cojan de ejemplo como una deportista que superó dificultades»

Con 23 años, la barbanzana se ha convertido en la referencia del atletismo español. Ana Peleteiro está orgullosa de ellos, pero no por lo que pueda aportar a los jóvenes después de superar una situación difícil.

-¿Qué le consideren la referencia del atletismo español en femenino que le dice?

-Me enorgullece que los más jóvenes me vean como tal y me cojan de ejemplo como una deportista que superó dificultades que ella misma creó, que no todo en la vida es de color de rosas, que puedes tener lesiones o malas compañías, pero si al final acabas en las manos de una persona que te va a querer por como eres y no por lo que eres, todo se puede reconducir. Más que como atleta quiero que me recuerden como referente por cómo soy, no por lo que soy.

-¿Qué le dijo Iván Pedroso?

-El martes le invité a comer en mi casa como forma de agradecimiento y me dijo algo que me llamó la atención, que conseguí sorprenderlo por mi competición, y eso me llena de orgullo.

-¿Y sus compañeros de entrenamiento?

-Aún no coincidí, solo con Nelson (Évora) y me dijo que tenía dos pelotas por decirlo de alguna forma. Que soy valiente y que se ve que tengo ganas de mucho más y estas dos conclusiones conjuntamente con las de mi familia valen oro.

-¿A nivel global que le dice el tercer puesto de España?

-Hay que ser realistas, es un campeonato de Europa en una temporada con un Mundial en octubre, lo que provocó que no estuviesen los mejores en algunas pruebas y eso hay que decirlo. Es cierto que hay un equipo muy joven que son personas con mucha ambición, pero el Mundial es otra liga para todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Ana Peleteiro: «Creo que puedo llegar a ser una saltadora de 15 metros»