Villar vuelve a la Audiencia Nacional

Fue citado para el jueves por el juez Pedraz para declarar, tras los nuevos descubrimientos en la investigación por el presunto saqueo de la RFEF


Casi seiscientos días después de su primera declaración (el pasado 21 de julio del 2017), el juez Santiago Pedraz ha citado de nuevo a declarar al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, para que explique algunos de los nuevos descubrimientos policiales en el marco de la Soule, la operación que investiga el presunto saqueo de la RFEF.

Pedraz inicia mañana una nueva ronda de declaraciones en la Audiencia Nacional, entre las que según algunos medios figuran José María Castillón (exadministrador general de la RFEF), Dora De Pedro (exsecretaria de Villar), Adolfo Gil de la Serna (exvicepresidnete y extesorero de la RFEF), Julio Pérez Tomé (exasesor de Villar) y Alejandro Martínez (hijo del presidente de la federación melillense, Diego Martínez), además del propio Villar. El expresidente de la RFEF lo hará, concretamente, este jueves 28. El juez también ha llamado a declarar a cinco testigos, entre los que se encuentra el expresidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal.

Según Europa Press, uno de los hechos sobre los que Pedraz podría preguntar ahora a Villar es por el supuesto pago que el expresidente de la RFEF pudo haber realizado a su secretaria ya jubilada, también imputada, Dora de Pedro Muñoz (hermana de Ángel de Pedro, exdirectivo de la RFEF). La extrabajadora habría percibido más de 80.000 euros en el 2006 y el 2009 en concepto de una jubilación que no se habría producido dado que ella siguió cobrando de forma directa 70.000 euros anuales de media, entre los años 2010 y 2016, según los datos recogidos por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Ángel María Villar se enfrenta a posibles delitos de administración desleal, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil, ya que se cree que pudo permitir o autorizar pagos a cuenta de la RFEF por servicios inexistentes o que no se correspondían con la realidad, «al menos desde 1999».

Otros ejemplos de este entramado que podría haber liderado Villar durante décadas en la RFEF es el correspondiente a Gil de la Serna -habría percibido 283.246 euros entre los años 1999 y 2018-; así como a Pérez Tomé -al menos 200.000 euros entre el 2009 y el 2019-, en ambos casos sin prestar aparentemente servicios para ello. Algo parecido sucedería con el hijo del presidente de la federación melillense Diego Martínez, supuesto beneficiado con más de 100.000 euros por una aparente contratación de servicios a través de la Mutualidad de Futbolistas.

Además, el juez ha citado a declarar como testigos a exresponsables del CSD de aquella época, como el expresidente Miguel Cardenal, Lucía Muñoz-Repiso, Fernando Puig de la Bellacasa y Aguirre; así como Fernando Corral, exdirectivo de la federación cántabra de fútbol. Todos ellos lo harán a petición de José Ángel Peláez. El presidente de la federación cántabra pretende que estos aclaren lo sucedido con la subvención de 210.000 euros concedida a su FCF por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en el 2014 para la construcción de unos campos en Torrelavega, y que finalmente tuvo que ser devuelta por una supuesta irregularidad en la tramitación de la misma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Villar vuelve a la Audiencia Nacional