El Real Madrid, contra la maldición azulgrana y la tentación de dejarse llevar

El Madrid visita al Levante, que ya ganó en el Bernabéu e inició la maldición azulgrana de los blancos, con la Liga casi imposible


COLPISA

Tras una inusual semana de descanso, el Real Madrid recupera el pulso a la competición con la visita al Levante, otro de esos equipos que visten de azulgrana y que tanto se le han atragantado últimamente a los blancos. La maldición comenzó precisamente ante los granotas en el Santiago Bernabéu, con una derrota 1-2, continuó con el clásico del Camp Nou de la primera vuelta, con un 5-1 ante el Barça que enterró definitivamente la etapa Lopetegui en el banquillo madridista, y se cerró en Ipurua ante el Eibar, ya con Solari como entrenador del Madrid y un sonrojante 3-0 favorable a los pupilos de Mendilibar en el marcador.

Además del mal fario con el azulgrana enfrente, el Madrid lucha contra esa peligrosa tendencia a dejarse llevar que parece haberse instalado en los últimos años en el Madrid cuando las ligas se ponen demasiado cuesta arriba. Con dos clásicos a la vista a orillas de la Castellana -el miércoles en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey y el sábado en Liga-, el encuentro del Ciudad de Valencia parece más un incordio que una oportunidad, un compromiso incómodo en el que las rotaciones están en discusión después del descalabro ante el Girona. En una cita que en principio parece propicia para que hombres como Odriozola, Marcelo, Valverde, Ceballos o Asensio den descanso a Carvajal, Reguilón, el apercibido de sanción Casemiro, Modric o Vinicius antes del decisivo duelo frente al Barça por un puesto en la final copera, el miedo a otro revolcón liguero puede contener a Solari en la idea de optar por las rotaciones en Orriols.

«Siempre esperamos poder recortar puntos, es nuestro deseo, nuestra misión y para eso preparamos los partidos de Liga. El fin de semana pasado nos alejamos y tenemos que reaccionar porque nuestro compromiso es pelear la Liga hasta el final», aseguró Solari en la rueda de prensa previa al partido, con la intención de transmitir a su plantilla esa tensión competitiva necesaria para evitar firmar una temprana rendición en el campeonato que ha sido tónica general en una última década de dominio culé en la competición de la regularidad. La victoria de ayer del Barça en el Pizjuán con un Messi estelar tampoco ayuda.

Más allá del doloroso recuerdo del partido de la primera vuelta ante los granotas, lo cierto es que el Ciudad de Valencia ha sido en líneas generales un escenario cómodo para el Madrid, que en el barrio de Orriols ha sumado nueve triunfos en doce visitas, con sólo una derrota, curiosamente en la temporada 2011/12, cuando el Madrid de Mourinho cayó ante los granotas pero voló en Liga para hacerse con el campeonato y batir su registro histórico de puntos alcanzando la astronómica cifra de la centena.

Solari dispone para el duelo de la práctica totalidad de su plantilla, a excepción de Sergio Ramos, cuya sanción tras su expulsión ante el Girona abrirá las puertas del once a Nacho, y de Marcos Llorente, que continúa con la recuperación de la lesión en su aductor izquierdo. Isco, que se ha ido incorporado en los últimos días a los entrenamientos con el grupo, ni está ni se le espera.

Con estas cartas sobre la mesa, Marcelo centra muchas de las miradas tras su actuación en la derrota frente al Girona. El brasileño, que parece haber asumido el rol de suplente en las últimas semanas ante su cuestionado estado de forma, debería tener minutos en el Ciudad de Valencia, toda vez que se avecinan dos clásicos en una semana y Reguilón será a priori titular en el de Copa. Sin embargo, el nivel mostrado por el carioca en el último compromiso liguero hace dudar a Solari. «Marcelo se está entrenando fenomenal, igual que el resto del equipo. Sólo nos falta que regrese Llorente, al que esperamos con ansia, así que los veo a todos enfocados y con alegría ante una semana muy importante. Somos todos profesionales desde hace muchos años y todos sabemos cómo llevar las críticas y los elogios», señaló el entrenador argentino, tratando de restar importancia a la situación del segundo capitán de la plantilla, más cuestionado que nunca en sus más de once años en el Real Madrid.

Alineaciones probables:

Levante: Aitor, Moses, Rober, Cabaco, Vezo, Luna, Campaña, Rochina o Doukouré, Bardhi, Roger y Morales.

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón, Valverde o Casemiro, Kroos, Modric, Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Colegio gallego).

Hora: 20:45h.

TV: Movistar Partidazo 02/23/21-01/19

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Real Madrid, contra la maldición azulgrana y la tentación de dejarse llevar