José Ramón Lete: «Uno de mis retos es recuperar el presupuesto anterior a la crisis»

El secretario xeral para o Deporte de la Xunta prioriza las reformas a las nuevas obras y avanza que creará una oficina de atención al deportista


La Voz

José Ramón Lete Lasa (San Sebastián, 1957) ejerce desde diciembre como secretario xeral para o Deporte, después de año y medio de paréntesis como presidente del Consejo Superior de Deportes. En su primera entrevista tras el regreso a Galicia, entiende su vuelta como el final de una «cesión, si se permite la metáfora deportiva»

-Dígame uno de sus retos de esta nueva etapa.

-Nos queda poco tiempo. Uno de mis retos es recuperar las vías de financiación, recuperar el nivel de presupuesto anterior a la crisis, porque todos nos apretamos el cinturón, y en cascada se lo apretó todo el tejido deportivo. Luego está profundizar la protección al deportista profesional. Me gustaría poner en marcha la oficina de atención al deportista, para ayudarle en su formación académica y permitirle luego incorporarse a la sociedad, en el deporte u otro sector. En el CSD teníamos el programa Nuevas Metas y quiero desarrollarlo en Galicia, que las empresas se involucren en la incorporación de los deportistas. También confío en dar continuidad a la apuesta por el deporte inclusivo. Y apoyar el deporte base y la lucha contra el sedentarismo. Ya lo hicimos con el plan Galicia Saudable y el programa Xogade. Cada vez más gente practica deporte, pero al mismo tiempo hay una obesidad infantil que nos preocupa. Con la iniciativa pionera de que la Xunta pagase el seguro deportivo de los 6 a 16 años, dentro del programa Xogade en el año 2011, pasamos de 59.000 mutualizados a 126.000. Queremos que todos los niños puedan practicar un deporte en edad escolar.

-Ve claves la financiación y el mecenazgo. ¿Puede hacer algo concreto desde su puesto actual?

-Hay un tema discriminatorio en las becas de los deportistas. El Ministerio de Hacienda exime [de la declaración de la renta] las ayudas hasta 75.000 euros a los deportistas de alto nivel del Estado, y no a los autonómicos. Pero ahí nuestra capacidad de acción es muy limitada.

-A año y medio de Tokio, ¿da una cifra de gallegos en Japón?

-No, sería muy aventurado (y hace una extensa lista de algunos de los 10 o 15 principales aspirantes gallegos a los Juegos). Estoy seguro que igualaremos las cifras de Río y Londres [12 representantes y 16, respectivamente].

-¿Qué instalaciones hacen falta?

-Me gustaría que Galicia tuviese un Buesa Arena, capaz de albergar eventos de altísimo nivel. No aspiro a un recinto así de 15.000 plazas, pero no tenemos esas instalaciones. Aunque ahora vengo de Expourense, con una instalación cubierta de atletismo de primer nivel.

-Esa instalación ya está hecha. ¿Qué necesita Galicia?

-Sí, era una deuda con Galicia que se cumplió. Vamos a trabajar por fijar una lista de obras importantes porque siempre ha habido demandas en el sector. De aquí al 2020 estamos a tiempo de planificar alguna gran infraestructura. Tenemos un buen parque de instalaciones que requieren un mantenimiento o pequeñas reformas, que es lo que nos demandan los alcaldes. Desde que he vuelto no me han pedido una piscina municipal, pero sí pequeñas reformas.

-El Madrid de baloncesto se plantea irse de la ACB porque unos árbitros se equivocaron. Esto no es serio.

-No. Hay que entenderlo en su contexto. Estoy convencido de que el Madrid, que es un club señor, y con dirigentes de mucho sentido de la responsabilidad, no tomarán una decisión así. Entiendo que los errores son parte del juego y todos los debemos asumir; quizá cuesta más asumir un error que puedes ver con el instant replay, una, dos y mil veces. Pero en el deporte se equivocan todos, y algunas veces se equivocan los directivos. Pero seguro que esto llega a buen término.

-¿Cómo ve el conflicto entre el presidente del Celta y el alcalde de Vigo?

-No es bueno. Espero que eso no influya en la situación del equipo. Todos deberían hacer un esfuerzo para que un equipo señero como el Celta tenga una relación institucional como merece. Apelaría a la responsabilidad de todos para que el trabajo de despachos no empañe lo demás. En cuanto al Dépor, aspiro a que se junte pronto con el Celta en la máxima categoría.

-La ley del Deporte parece abocada al fracaso. A las federaciones pequeñas les afecta el artículo 90, que impide a una liga retransmitir o financiar otras federaciones.

-Me preocupa que se limiten las vías de financiación de las federaciones. Porque limita en cascada todo lo demás. Y, más, en un momento en que aún no recuperaron su nivel de ingreso.

Como presidente del CSD, Lete terminó proponiendo al TAD a la suspensión definitiva de Ángel María Villar como presidente de la Federación Española de Fútbol.

-¿Debió ser más enérgico antes al abordar el tema?

-No. A veces se confunde templanza con tibieza, o precaución, cautela y prudencia con debilidad, y no es el caso. Alguien puede pensar que se podía haber adelantado dos meses un proceso de muchos años enquistado. Pero el tiempo nos da la razón. Mostré la misma energía, con el principio de legalidad por encima de todo. Hicimos lo que teníamos que hacer cuando lo teníamos que hacer.

-El fútbol vuelve a vivir un momento muy convulso por el enfrentamiento entre la Liga y la Federación. ¿Es un alivio no pasar por esto en Madrid?

-La Ley del Deporte tiene que poner las bases para repensar algunas relaciones institucionales y jurídicas. Eso tiene que estar bien claro, al margen de los interlocutores de cada momento.

-¿Cuál debe ser ese marco?

-El que planteamos en la redacción de la Ley del Deporte para que estuvieran las cosas claras si se discute quién tiene las competencias sobre tal cosa.

-En el texto con el que trabajaba para la ley, ¿quién tenía la competencia de organizar la Liga?

-En más de un año trabajando habíamos marcado las líneas generales, sin llegar a ese nivel de detalle.

-Usando su símil, ¿descarta una nueva cesión tras las elecciones del 28A y un posible cambio de gobierno?

-En el deporte nunca puedes dar por descartado nada. El deportista siempre tiene la maleta abierta, pero yo tengo un contrato con Galicia y estoy dispuesto a cumplirlo, con Galicia y con mi presidente [Alberto Núñez Feijoo]. A partir de ahí, lo que él decida. Lo demás son elucubraciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

José Ramón Lete: «Uno de mis retos es recuperar el presupuesto anterior a la crisis»