Jugar a la hora del vermú gusta al Lugo

Ha puntuado en el 70 % de los partidos matinales disputados desde la campaña 2012-2013


El Club Deportivo Lugo visita el estadio de Son Moix el domingo al mediodía. Será el tercer compromiso matinal de la presente campaña para un conjunto lucense al que, en vista de los antecedentes, no le sienta mal madrugar. Desde su retorno a Segunda División en la campaña 2012-2013 ha competido en 16 ocasiones a la hora del vermú y en once de ellas subió al menos un punto a su casillero. El Real Mallorca le espera en la vigésimo sexta jornada del campeonato.

En su reestreno en la categoría de plata el CD Lugo disputó tres partidos por la mañana y todos a domicilio. Venció en el campo del Murcia (0-1), fue goleado por el Hércules (3-0) y volvió con un valioso empate (0-0) de El Sardinero. Al curso siguiente (2013-2014), en su única cita matinal sucumbió en casa ante el Sporting (1-3), mientras que en la 2014-2015 se impuso por 2-1 al Las Palmas e igualó sin goles en el Ángel Carro en el derbi de Os Ancares ante la Ponferradina.

Tras solo un compromiso en la liga 2015-2016, ante el Valladolid en casa (1-1), la temporada siguiente fue hasta el momento la más prolífica en compromisos matinales para el equipo lucense, que la saldó con un par de derrotas, ante el Tenerife (2-1) y el Getafe (2-0), un empate en casa ante el UCAM Murcia (0-0) y una victoria (1-0) a costa del Rayo Vallecano. La pasada campaña, mientras tanto, madrugó ante la Leonesa (1-1), el Albacete (1-1) y el Oviedo ?derrota por 2-1?, y en el presente curso empató ante el Sporting (0-0) y en el feudo del Tenerife (0-0).

La plantilla lucense confía en dar aún más lustre a este balance en un partido ante el Mallorca en el que tiene depositadas muchas esperanzas a pesar de su discreto rendimiento a domicilio. «No me fío de las estadísticas porque cada encuentro es diferente al anterior. Es verdad que solo ganamos un partido fuera, pero iremos a Mallorca con toda la ilusión para sacar un buen resultado», señaló Gerard Valentín a la conclusión del último entrenamiento.

Tras la jornada de descanso del martes, la plantilla que conduce Alberto Monteagudo volvió a saltar ayer al terreno de juego, después de la habitual sesión de vídeo, para completar una sesión de unos 90 minutos en la que trabajó distintos aspectos técnicos, físicos y tácticos. A la conclusión pasó por la sala de prensa Gerard Valentín para analizar ese compromiso del domingo en el estadio de Son Moix. «Le he visto varios partidos porque tengo amigos allí. Nos vamos a encontrar un rival con muy buenos jugadores en todas las líneas, muy compensado», declaró el lateral cedido por el Dépor.

Al repasar la película del encuentro de la pasada jornada ante el Zaragoza, Valentín lanzó una conclusión: «Tenemos que aprender a sentenciar los partidos», subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jugar a la hora del vermú gusta al Lugo