Fernando Echávarri: «Renunciar a Tokio ha sido una decisión durísima»

El regatista olímpico abandona la preparación para los Juegos para implicarse en un nuevo proyecto internacional con un barco grande

Sailing Energy

Este mediodía, en la sede del COE, Fernando Echávarri (Santander, 1972) se despedirá oficialmente de la vida olímpica tras veinticinco años de trayectoria. Medalla de oro en Pekín 2008 en clase Tornado junto a Antón Paz, con el que había sido diploma en Atenas 2004, participó en Río 2016 en Nacra 17 con Tara Pacheco, firmando la undécima plaza.

-¿Por qué toma esta decisión?

- Estoy con un proyecto de un barco grande, que todavía es confidencial, no puedo dar muchos detalles. Es muy interesante y muy demandante, al mismo tiempo. Lo he estado compaginando en el último año con la preparación olímpica y no era posible hacer las dos cosas a la vez y hacerlas bien. Por eso he decidido renunciar a Tokio.

-No debió ser sencilla la elección.

-La vela olímpica ha sido mi pasión durante los últimos veinticinco años y es muy difícil dejarla. Ha sido una decisión durísima. Me gustaba lo que estaba haciendo, me llenaba mucho. Para preparar unos Juegos, con opciones serias de hacer una medalla, tenía el tiempo demasiado limitado. Este último año he estado muy cansado. Eran dos proyectos muy gordos, al mismo tiempo, y veía que acabarían chocando el uno con el otro y podía poner los dos en riesgo. He tenido que ver cuál era la situación con el equipo Olímpico, con la Federación y al final he tenido que elegir. Arrastrábamos algunas cosas que no nos gustaban dentro de la compañía olímpica. Teníamos un equipo muy fuerte, con Tara, y un entrenador muy bueno, pero había cosas en las que no estábamos de acuerdo con la Federación y al final he puesto todo sobre la mesa para tomar una decisión.

-¿Qué sensación le queda?

-Que han sido muchas alegrías. Con Antón Paz, con Fernando Rivero, con Tara... que han sido veinticinco años en los que he sido muy feliz y le hemos dado mucho al deporte gallego. Pero siempre hay un final...

-Llama si cabe más la atención por el momento de forma y de resultados en el que está.

-Me retiro muy arriba, en un nivel muy alto. En los últimos quince campeonatos internacionales, incluyendo Mundiales y Europeos, hemos hecho trece podios. Siempre he hecho lo que me gustaba y he podido vivir de ello y a un alto nivel, con resultados. Seguiré compitiendo, pero en otros proyectos. Por si algunos me quieren jubilar antes de tiempo.

-¿Cómo recibió Tara la noticia?

-Hablé con ella cuando tomé la decisión para echarle una mano y que siguiera adelante. Se merece todo el apoyo, es una regatista de altísimo nivel. Va a empezar a navegar ella de patrona, con otro tripulante -Florian Trittel- y les deparo un gran futuro.

-¿Le alejará su nuevo proyecto profesional de Galicia?

-Desde los cinco años vivo aquí y toda mi carrera deportiva se la debo a Galicia, mi agradecimiento es infinito. Aunque los proyectos internacionales me obliguen a trabajar fuera, mi vínculo con la tierra siempre estará ahí. Por supuesto que seguiré llevando la bandera gallega allá dónde vaya, regresando siempre y contaré con mucha gente gallega para mis proyectos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fernando Echávarri: «Renunciar a Tokio ha sido una decisión durísima»