Los grandes cambios, solo en los nombres

José Luis Abadín

DEPORTES

Presentación del coche de fórmula 1 de Toro Rosso
Presentación del coche de fórmula 1 de Toro Rosso Toro Rosso

12 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Los equipos comienzan a mostrar colores y se adivinan las formas que tendrán los nuevos monoplazas para luchar por el Campeonato del Mundo. Sin embargo, no esperen grandes cambios a nivel técnico. Aún falta hasta un 2021 que se divisa lejano, por lo que todavía las diferencias entre los equipos de cabeza y los perseguidores seguramente serán muy grandes. Nos queda esperar que Ferrari consiga un monoplaza a la altura del de la temporada pasada y que Leclerc, el nuevo piloto de la escudería, apriete a Vettel, para que juntos lleguen a un nivel superior y puedan disputarle el campeonato al rey de la era híbrida, Mercedes, con Hamilton, que logró cuatro de los cinco últimos títulos.

Las mayores novedades son en el apartado de los pilotos. Echaremos de menos a Alonso. Estará, esperemos, de año sabático ante un posible retorno en el 2020, siempre que una escudería top le ofrezca un volante. Lo sustituirá Sainz, que liderará a McLaren, con el novato Lando Norris de compañero, buscando volver a luchar por los mundiales, algo que será complicado, al menos, hasta el cambio de normas en el 2021.

Vuelve Kubica, que, tras ocho temporadas de ausencia, será titular con Williams. Una gran historia de superación. Reaparece como un novato junto al campeón de la fórmula 2, George Rusell. Un duelo muy interesante en el equipo, que vuelve a apostar por una pareja de pilotos fuerte, tras el fracaso de la última temporada. Otro regreso es el de Daniel Kvyat, el Torpedo. Tras su despido en Red Bull, fue repescado para liderar el filial y tendrá como compañero al tailandés Albon, que viene de hacer muy buenas actuaciones en la fórmula 2. En el equipo de los mayores, ascendió Pierre Gasly para competir con Max Verstappen, un duelo muy interesante. Veremos si el motor Honda les hace luchar por el Mundial, o sufrirán con la fiabilidad de los japoneses.