Un novato gallego gobierna las olas grandes de España

El coruñés Juan Fernández se proclama campeón de España de olas gigantes en su primera cita, con solo 20 años, y tras recibir la invitación a última hora

Fernández, a punto de surfear una de las olas grandes con las que ganó la competición
Fernández, a punto de surfear una de las olas grandes con las que ganó la competición

Jueves pasado, por la mañana. Suena el teléfono de Juan Fernández (A Coruña, 1998). Faltan menos de 48 horas para que en Cueto, en Cantabria, se dispute el Campeonato de España de Olas Gigantes. Su petición para participar se había quedado en el tintero. «Estaba en lista de espera y ya no contaba con ir». Al otro lado de la línea, la oferta de una vacante y la urgencia de la respuesta. «‘‘Claro que voy’’, les dije. Me costó un poco dormir». Era, con diferencia, el más joven en una prueba en la que debutaba y que terminó, rompiendo todos los pronósticos, proclamándose campeón. «No podía imaginarme algo así, aún no me lo creo». Participó en dos mangas y surfeó cuatro olas de cerca de siete metros. «No cometí fallos, ni me caí en ninguna. Son olas muy complicadas si no las conoces, porque levantan picos sueltos y no vienen en la misma dirección».

Su precisión sobre la tabla conquistó al jurado. «Lo más difícil es controlar el miedo, para eso tienes que prepararte mucho mentalmente. Estás concentrado sobre la tabla y a la vez tenso». Incluso la gloria no le evitó un buen susto. «Cuando estaba acabando la final, me cayó encima la ola más fuerte de mi vida. Me dio un revolcón tremendo, gracias que llevaba el chaleco y conseguí controlarla, estar tranquilo. Lo peor que puedes hacer en esos momentos es ponerte nervioso».

 

La jornada de la final ya había empezado agitada. «Fue un día muy duro. El mar estaba revuelto y tuvieron que llevarnos en barco desde Santander».

Juan se proclamó campeón de la Copa de España de surf en el 2017 y es también el actual campeón gallego. Hace cuatro años que las olas grandes prendieron en él: «Me gustaban los tubos. Cuando saqué la selectividad, mi padre me dijo que si aprobaba me dejaba estar un año viajando y entrenando para esto». Estuvo en Lanzarote y, de la mano de Eric Rebiere, su preparador -con el que lleva cinco años- y uno de los mayores especialistas del mundo en olas gigantes, fue a entrenarse a dos templos de la materia: la localidad portuguesa de Nazaré y Hawái. «Estaba preparado para ganar, pero fue increíble que consiguiera este resultado a la primera», sonríe Rebiere.

El sueño de Illa Pancha

Su técnico no tiene dudas: «Es el mejor representante del surf de Galicia y no tiene ayudas de patrocinadores ni para ir a los eventos». Su inmediato deseo es poder comprarse una moto de agua. «Cuestan unos 25.000 euros», dice el brasileño. Juan lo corrobora. Además de repetir esta experiencia el próximo año, en la que ya no le faltará invitación, y de acudir al Punta Galea Challenge, también de olas grandes a remo, ansía poder participar en Illa Pancha. «Me encantaría surfear allí y para eso necesito la moto de agua para entrenar. Es muchísimo dinero y no me lo puedo permitir». Puede que su nuevo gobierno le de las llaves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Un novato gallego gobierna las olas grandes de España