Leyma: un parón para tomar impulso en la LEB Oro

El entrenador del Básquet Coruña espera un 5 mientras afronta el futuro con optimismo tras la victoria ante el Prat y el MVP de Mirza Bulic


La Voz

Gustavo Aranzana lo tenía claro. Más como la hormiga que como la cigarra, a pesar de que no envió a sus hombres a luchar contra los elementos. El entrenador del Leyma Coruña nunca perdió la fe en los grandes objetivos en la LEB Oro. En realidad, el único y principal, el play off. Pero el lastre de los infortunios físicos en el arranque del campeonato todavía pesa. Por eso, el preparador insiste. No procrastinar, como la cigarra, sino sumar aunque sea poco a poco, como la hormiga.

De vez en cuando, las lesiones le ofrecen un respiro y la competición le da la razón: la contundente victoria del cuadro naranja frente al Prat (85-67) estuvo aderezada con otro MVP de la jornada para el Leyma, Mirza Bulic (con un 42 de valoración gracias a sus 28 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias).

«En las circunstancias en las que estamos viviendo esta temporada, es reconfortante saber que un día lo hará bien un jugador y al siguiente, otro, porque todos dan lo máximo en cada partido. Por eso, el MVP de Bulic se suma a los recientes de Pino y Xavier. Todos tienen compromiso y motivación en su trabajo», asegura Aranzana.

«Me alegro de las distinciones individuales porque refrendan el trabajo, pero todos sabemos que cada individuo ha experimentado una evolución y un crecimiento dentro del grupo. El otro día ganamos al Prat de 18 puntos de diferencia con Stephens lesionado y Xavier y Monaghan con cero puntos cada uno, lo que demuestra la implicación de todos», analiza el entrenador naranja, que añade: «Bulic hizo un partidazo y me alegro mucho. Hay que valorarlo. Venía de hacer su peor encuentro de la temporada contra Mallorca. El baloncesto es caprichoso y son estados de ánimo».

El parón de la LEB oro llega justo en el momento en el que el Leyma anunció la renovación de Jeff Xavier y las bajas de Andrés Miso y Jonathan Araújo. El próximo en llegar será un 5. «Hay que aprovechar este momento. Sabíamos que Araújo se iría por causas personales y el próximo partido no será hasta el día 17 en Bilbao [a las doce del mediodía]. Es ahora cuando debemos acoplar a Larry Abia y al nuevo fichaje. Es como si fuese otra pretemporada», analiza el preparador. «Tenemos claro el perfil del 5 que queremos. Debe poder jugar de espaldas, rebotear y trabajar en la pintura junto a Uchendu», avanza.

Para Aranzana, el Leyma ha evolucionado porque está trabajando duro en un contexto de exigencia creciente. «Siempre miro hacia arriba, aunque es cierto que es complicado porque ya hay una brecha grande, pero mientras matemáticamente haya posibilidades, tengamos partidos por delante, voluntad y ambición, creo que somos capaces, porque compromiso tenemos», describe.

Por eso, considera que «victorias como la del Prat te refrendan». «Necesitábamos ganar. Todos los partidos son importantes porque quedan solo trece. Queremos seguir optando a pelear con los de arriba. Cierto es que aún duran las consecuencias de ese inicio desafortunado, y esas son las circunstancias que marcan las temporadas, aunque nadie tenga la culpa. Por eso, esto es un reto para todos. Teníamos que ganar antes del parón y lo hicimos», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Leyma: un parón para tomar impulso en la LEB Oro