El análisis de Ricardo Hevia: ¿La segunda crisis del Breogán?

La primera se resolvió ganando al Madrid y todo lo que vino después: cuatro triunfos y un estado de euforia poco conveniente


Por el túnel del tiempo hemos regresado al 17 de noviembre, cuando finalizó el amargo encuentro frente al Tecnycosa Zaragoza y con el que comenzó la primera crisis de la temporada, resuelta con el triunfo ante el Real Madrid y todo lo que vino a continuación: cuatro victorias y un estado de euforia poco conveniente. No había dinero pero se hicieron fichajes, y a pares.

Las victorias lo tapan todo, nunca sabremos los criterios que rigieron para aumentar primero la ya larga nómina de aleros y después la contratación de un jugador que se sabía que no iba a tapar nunca, por sus características, el agujero en el juego interior que seguiría a la salida de Jordan.

La gran carencia

Aunque de tanto focalizar los problemas en el cinco, nadie habla de la otra gran carencia desde el primer momento: un base de nivel capaz de dirigir con sentido y poner orden cuando el partido se altera, un base que permitiría llevar a Cvetkovic a su verdadero lugar de escolta, donde su probada capacidad anotadora luciría más. Jugar de base, subir el balón, aguantar presiones y defender ese constante pick and roll con el que se inician casi todos los ataques requiere un físico del que carece el serbio.

No sabemos los planes de nuestros rectores, aunque la lesión de Dragicevic puede ayudar a su salida y de momento darlo de baja por lesión. Esto dejaría libre una ficha y además, al igual que Norel y Ricardo Uriz, revertirá en el club casi 4.000 euros mensuales, los que devuelve la Seguridad Social.

No es fácil en este momento la tarea que tienen delante nuestros directivos aunque cuenten con otra ayuda inesperada, la ampliación de un mes, hasta el 28 de febrero, del plazo para contratar jugadores que estén compitiendo en ACB, si es que hay alguno que pueda interesar.

Lucio Redivo

Rectificar un error, acertar si se realiza algún movimiento y llevar a buen puerto la lucha para que la Confederación Argentina libere a Lucio Redivo de ir a jugar con su selección en el parón del campeonato que comienza el próximo lunes, son asuntos básicos para afrontar el último tramo de liga. Redivo lleva con molestias desde su llegada al Breogán y es el primer interesado en permanecer en Lugo trabajando en su recuperación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El análisis de Ricardo Hevia: ¿La segunda crisis del Breogán?