Cuando la Universidad y el deporte son incompatibles

Un profesor no autoriza al viveirense Adrián Ben a cambiar una práctica por coincidir con competiciones pese a tratarse de un deportista de alto nivel


El viveirense Adrián Ben sacó a la luz uno de los problemas del deporte español: compatibilizar en la práctica, no solo en el papel legislativo, el rol de deportista de alto nivel con los estudios. «Hoy he hablado con mi profesor de la uni (UCM) para avisarle que, debido a mi preparación y mis competiciones, me sería imposible asistir a dos practicas obligatorias; si habría alguna de recuperarlas. Su respuesta ha sido: ‘Esto es la universidad, hay que elegir una cosa o la otra’», comentó en la red social Twitter.

No es la primera vez que le sucede al especialista en 1.500 metros en los tres años que lleva cursando Fisioterapia. Adrián relata que se dirigió (acompañado de una atleta de alto rendimiento) al profesor para decirle que hoy no podría asistir porque tenía un entrenamiento colectivo en la pista de Gallur (Madrid) y que la próxima semana tenía que competir el miércoles en Sabadell. «E el en todo momento me falou de boas maneiras, nin me berra nin me fala mal, di que ‘uf’, como que sentindo moito, que se levamos un xustificando non nos penaliza, pero que non pode cambiar a práctica. Dixo que isto era a universidade e entón unha cousa ou outra, eu só lle dixen ‘vale’», relató el atleta a La Voz.

Ben evitó polemizar y decidió seguir el cauce de costumbre: poner el caso en conocimiento de su tutora para que ella opere en consecuencia. «Sempre que me pasan estas cousas é ela a que loita chamando á Universidade para tentar que cambien de opinión, lembrando que forma parte dos dereitos dos deportistas», precisa mientras deja constancia que otros profesores sí le han ayudado en situaciones parecidas.

Que no pueda asistir por razones de calendario a la prueba obligatoria no significa que el gallego quiera superar la asignatura por la puerta de atrás. Todo lo contrario, desea hacerla pensando en su futuro, pero en una fecha en la que sea posible: «Eu non estou pedindo que me aproben sen facer as prácticas, simplemente que me cambien de día porque sei que esta é unha carreira práctica e teño que facer as prácticas para aprobar, que é o que a min me gusta, e para iso pago a carreira e quero facelas porque senón sairía sen ter idea de como funciona».

No es la primera vez que le sucede e incluso «xa me baixaron a nota nalgunha ocasión por non por asistir ás prácticas», algo que no le hace cambiar de opinión en esta ocasión. Adrián ya tiene decidido entrenar esta mañana con su equipo y viajar el martes a Sabadell para competir al día siguiente. Por el momento no tiene fecha para las prácticas y espera noticias de su tutora. Lo único cierto es que vive en sus carnes los problemas estructurales del atletismo español. La diferencia entre papel y práctica.

La legislación pide que atiendan las peticiones de cambios, incluidos los exámenes

La normativa para los deportistas de alto nivel contempla normas específicas para que estos puedan compatibilizar estudios y deportes de la mejor manera posible. En su apartado octavo la ley explica que «al objeto de hacer efectiva la compatibilización de los estudios con la preparación o actividad deportiva de los deportistas de alto nivel o alto rendimiento, las administraciones competentes adoptan las medidas necesarias para conciliar sus aprendizajes con sus responsabilidades y actividades deportivas».

En el mismo punto habla también de las universidades con una normativa propia indicándoles que «tendrán presente tal condición en relación a las solicitudes de cambios de horarios, grupos y exámenes que coincidan con sus actividades, así como respecto de los límites de permanencia establecidos por las universidades y, en general, en la legislación educativa».

También se indica en la legislación que «con el fin de hacer compatibles los estudios con los entrenamientos y la asistencia a competiciones del colectivo de deportistas de alto nivel o alto rendimiento, se promoverá la realización de acuerdos o convenios con las autoridades educativas competentes para la puesta en marcha de tutorías académicas que presten apoyo a quieres tengan dificultades para mantener el ritmo normal de asistencia».

¿Puede estudiar el deportista de élite?

Pablo Carballo

Las dificultades para compatibilizar el alto nivel con la preparación académica

En su casa de Zaragoza, Jonathan Barreiro (Cerceda, 1997) aprovecha un rato libre para hincar los codos. En la élite de la canasta, compagina la ACB y las convocatorias con la selección española absoluta, con la que debutó frente a Montenegro. «Ahora mismo estoy realizando un grado de gestión comercial y márketing a distancia, me organizo para estudiar en los desplazamientos y ratos libres, pero si no me dieran facilidades sería imposible. Cuando jugué en Ourense ya no había plazas allí y tuve que matricularme en Madrid y luego pedir el traslado por motivos laborales. El deportista no sabe donde estará la próxima temporada o incluso dónde terminará la actual y resulta muy difícil realizar cursos presenciales».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Cuando la Universidad y el deporte son incompatibles