El pulso interminable

Nadal y Djokovic, que ya jugaron la final más larga de la historia en Melbourne, se citan en su duelo número 53


Una nueva edición del Abierto de Australia llega a su fin. Nuevamente, Novak Djokovic y Rafael Nadal se verán las caras en Melbourne Park (Eurosport, domingo, 9.30 horas). Si bien los dos primeros del ránking mundial llegan a la final del certamen con un promedio de tiempo de juego bastante similar, el camino recorrido en las rondas previas presenta algunas diferencias entre ambos jugadores.

Por un lado, el español parece no levantar el pie del acelerador. Ha enlazado, por primera vez, seis partidos seguidos en un mismo major sin perder su servicio. Además, accedió por séptima vez a la final de un grande sin ceder sets. En las seis ocasiones previas, se quedó con el trofeo. Dos de esos antecedentes son ante Djokovic, a quien derrotó en Roland Garros, en el 2012, y en el Open de Estados Unidos, en el 2010. Si se consagra, Nadal se convertirá en el primer hombre en la Era Open y en el tercero en la historia -tras Roy Emerson y Rod Laver- en completar dos Grand Slam de carrera.

Nadal cuenta con un Open de Australia en su palmarés: en el 2009 superó en la instancia decisiva al suizo Roger Federer, mientras que no logró alzar el trofeo en las finales del 2012, 2014 y 2017.

Djokovic, por su parte, alcanzó la final con un andar más intermitente. Sin embargo, como suele suceder, el serbio comenzó a afinar su juego en las eliminatorias decisivas. El tenista de Belgrado busca ser el campeón reinante de los cuatro Grand Slam, como sucedió entre el 2015 (Wimbledon y Open de Estados Unidos) y el 2016 (Australia y Roland Garros). Djokovic accedió por séptima vez a la final en Melbourne, ronda en la que tiene un récord de 6-0. El serbio se quedó con los títulos del 2008, 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016.

Será el enfrentamiento número 53 entre ambos jugadores. Djokovic lidera el cara a cara con 27 victorias, contra 25 de Nadal. Si hablamos de los cuatro torneos grandes, la balanza se inclina a favor del español, quien manda por 9-5. Sin embargo, en el último antecedente entre ambos, el año pasado en Wimbledon, el serbio se quedó con la victoria por 6-4, 3-6, 7-6 (9), 3-6 y 10-8.

Los dos tenistas volverán a enfrentarse en el Rod Laver Arena, un escenario que ya cuenta con un antecedente entre Djokovic y Nadal, pues en el 2012 se midieron en la final del certamen. Ese cruce se convirtió en el partido más largo en la carrera de ambos jugadores. Tras 5 horas y 53 minutos, Djokovic superó a Nadal por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5) y 7-5 y se quedó con el que entonces sumaba su quinto título major.

En caso de consagrarse, Djokovic obtendrá su corona número 15 y superará a Sampras en la clasificación de campeones masculinos de Grand Slam. Si Nadal se impone, llegará a 18 y quedará a solo dos del récord de 20 conquistas que ostenta Roger Federer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El pulso interminable