Bautista sigue imparable y ya está en octavos del Open de Australia

La Voz

DEPORTES

KIM KYUNG-HOON

Eliminó al ruso Khachanov y se medirá al vencedor de la eliminatoria entre Verdasco y Cilic

18 ene 2019 . Actualizado a las 11:03 h.

El tenista español Roberto Bautista Agut (22) mantuvo el gran nivel mostrado en las anteriores rondas del Abierto de Australia, en las que venció al británico Andy Murray y al australiano John Millman, y eliminó esta vez al ruso Karen Khachanov (10) por 6-5, 7-5 y 6-4.

Bautista, que disputó un encuentro de cinco sets frente al local Millman, dudó tras su anterior victoria sobre si su físico llegaría en condiciones para poder deshacerse de Khachanov, vigente campeón de París Bercy.

Sin embargo, el castellonense no acusó el desgaste de su anterior choque, el cual alcanzó casi las cuatro horas de juego, para igualar por cuarta vez su mejor actuación en un Grand Slam.

Tras su pase a octavos de final, el actual campeón en Doha acumula nueve victorias y ninguna derrota desde que arrancó el año, e intentará alargar la racha ante su compatriota Fernando Verdasco (26) o el croata Marin Cilic (6), los cuales se enfrentarán en el penúltimo turno de este viernes.

Federer accede a octavos y Sharapova elimina a la campeona Wozniacki

El tenista suizo Roger Federer se clasificó sin problemas para los octavos de final del Abierto de Australia, después de derrotar al estadounidense Taylor Fritz en tres sets (6-2, 7-5, 6-2), mientras que el cuadro femenino se quedó sin su campeona después de la derrota de la danesa Caroline Wozniacki ante la rusa Maria Sharapova (6-4, 4-6, 6-3).

El seis veces campeón en Melbourne Park se mostró contundente con el americano y solventó su tercer partido en el 'grande' sin ceder un set. El de Basilea no dio apenas opciones al americano, que no gozó de ninguna bola de 'break' en el partido ante un rival poderoso con su saque (10 'aces') y con su derecha, sus dos mejores armas, y casi infranqueable cuando se asomó a la red.

Fritz sólo tuvo alguna opción en la segunda manga, la más apretada de las tres. Después de que Federer se hiciese fácil a un ritmo vertiginoso (21 minutos) con la primera, el estadounidense mejoró con su servicio para plantar más cara al tercer cabeza de serie, pero este continuó implacable al servicio.

Federer no aprovechó su opción de rotura al inicio del parcial y tiró de paciencia para esperar su momento, que llegó en los compases finales. Al americano le tembló entonces el pulso con 5-5 y el suizo rompió de forma clave. Dos 'breaks' seguidos en el tercero pusieron fin al duelo y dejaron vía libre al exnúmero uno del mundo que ahora se medirá al griego Stefanos Tsitsipas.