Gómez Noya retoma el objetivo de los Juegos Olímpicos de Tokio

El deportista ferrolano aparcará el Ironman para centrarse en la distancia olímpica


El ferrolano Javier Gómez Noya, único quíntuple campeón mundial de la historia del triatlón, cuádruple campeón de Europa y plata olímpica de Londres 2012, confirmó este lunes que a partir de esta temporada se centrará de nuevo en la distancia olímpica con miras a los Juegos de Tokio 2020 -en los que «no» firma «el bronce» y que volverá a competir en el Mundial.

Gómez Noya, de 35 años, que el año pasado se centró en la larga distancia y en el Mundial de Ironman de Kona (Hawai, EEUU), que finalizó undécimo, reconoció que volverá este año a la distancia olímpica. «Este año, por lo menos hasta junio, me centraré de nuevo en la corta distancia y haré las Series Mundiales», dijo a Efe Gómez Noya, Premio Princesa de Asturias de los Deportes en 2016. «En primer lugar para ver cómo estoy, porque tras un año en la larga distancia no se sabe; y después con el objetivo de clasificarme para los Juegos Olímpicos», precisó el campeón gallego.

«Soy realista, también. Y quiero ver cómo respondo en distancia olímpica. Y luego, si me veo competitivo, que espero que sí, porque para ello trabajo, trataré buscar la clasificación para los Juegos de Tokio, que se convertiría en un objetivo para el 2020», respondió Gómez Noya, que admitió que «no» firma «el bronce» con miras a la próxima cita olímpica. «Ya tengo una medalla olímpica y obviamente, uno siempre quiere mejorar. No quiero ir a Tokio por ir. Quiero verme con posibilidades de estar entre los mejores. Los Juegos son una carrera que hay una vez cada cuatro años. Y unas veces ganan los mejores y otras no». «Pero no firmo un bronce en Tokio, aunque ése luego pueda ser un gran resultado. Un deportista tiene que aspirar siempre al máximo. Luego puede salir un bronce, un quinto o un 26. Pero no puedes salir a ser tercero, porque quedas mucho más atrás», añadió.

«A Kona volveré, antes o después. Eso lo tengo claro, porque fue una experiencia muy buena, en general toda la temporada en distancia larga. Sobre todo en el Ironman de Cairns (Australia), donde hice un muy buen debut (fue segundo y bajó de las ocho horas). Hawai no fue como me hubiera gustado», comentó Gómez Noya. «Pero aprendí que (Hawai) es una carrera muy complicada. Una carrera que hay que conocer y en la que a todos los grandes campeones que han triunfado allí les ha costado varias ediciones, antes de tener éxito; porque tiene unas características muy particulares, sobre todo por las condiciones atmosféricas. Y cuando cometes algún error, lo pagas caro. Quizás arriesgué demasiado en la bici», dijo. «Pero yo tenía claro que jugaba a ganar. Quizá si hubiera sido más conservador, hubiera logrado un mejor resultado, pero seguro que siendo más conservador no hubiera ganado», afirmó el astro gallego en el acto del Banco de Santander. «Jugué a eso, no salió, pero aprendí mucho. De la prueba y de mí mismo»; apuntó.

Gómez Noya comentó que quizá no dispute la primera prueba del Mundial, en Abu Dabi, pero que sí pretende hacer las siguientes, las de Bermudas, Yokohama (Japón) y Leeds (Inglaterra). «Me voy a centrar otra vez en la corta distancia, aunque también haré medios Ironmans (70.3), como he hecho los últimos ocho o diez años, que creo que es un buen entrenamiento para la corta. Pero la larga distancia, de momento, la aparcaremos», indicó Javi, que, con miras a la clasificación para la cita olímpica de la capital japonesa, también disputará la prueba test de los Juegos, en Tokio, en agosto, que da acceso directo a los primeros tres clasificados. «Lo que tengo que demostrar es que estoy entre los tres mejores españoles», precisó el campeón ferrolano, que reconoció que, sin ser el objetivo, no le haría ascos a un sexto mundial, que mejoraría su propia plusmarca de títulos intercontinentales.

«No lo sé. No es el objetivo, pero si consigues buenos resultados, eso te hace estar bien en la clasificación. Y, llegado el caso, obviamente lucharía por ello. Pero cada vez hay más pruebas sprint (mitad de la distancia olímpica, que es de 1.500 metros a nado, cuarenta kilómetros en bici y diez más de carrera a pie), algo incomprensible, si tenemos en cuenta que los Juegos son en distancia olímpica. Pero hay que ir carrera a carrera. No me planteó más que eso. Hacer las que tengo en mente y tratar de estar lo más arriba posible», respondió a Efe Gómez Noya.

Cuando Tokio 2020 ya está ahí

Paulo Alonso, Pablo Gómez

La clasificación para los Juegos, objetivo de los gallegos más prominentes

Algunas de sus rivales no habían nacido cuando Teresa Portela se convirtió en olímpica en Sídney 2000. Si se clasifica para Tokio 2020, será la primera española que dispute seis ediciones de los Juegos. Finalista en K1 200 en el último Mundial, el de este próximo año en Szeged (Hungría) entre el 21 y el 25 de agosto otorga la mayoría de las plazas para Tokio. La clasificación es el objetivo compartido de varios de los mejores deportistas gallegos de esta generación. En el mismo campeonato que Portela, deberían sellar sin mayores complicaciones la clasificación los gallegos Cristian Toro y Rodrigo Germade dentro de un K4 500 con el que ya fueron dos veces subcampeones del Mundo. Pero también Roi Rodríguez, Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, Rubén Millán y Carlos Arévalo tienen mucho que decir en un deporte en el que los selectivos nacionales son una primera barrera para aspirar a los Juegos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Gómez Noya retoma el objetivo de los Juegos Olímpicos de Tokio