Borja Fernández: «Siempre he sido muy tímido»

El segundo jugador más veterano de la Liga es feliz y reconoce que cada vez disfruta más de su profesión


Borja cumple hoy 38 años.

-Felicidades.

-Muchas gracias.

-¿Es duro de regalar?

-No, algunos que me gustaron mucho los tengo en la memoria. Un buen amigo, Jesús, el batería de Dover, un día me vino y me dijo: «Mira, yo regalo cultura». Y me regaló dos libros, Tokio Blues y La soledad de los números primos, y al año siguiente, igual, otros dos libros de la historia de Roma y Grecia. Me gustó ese detalle de regalar cultura, más de lo que fueron después, que los leí y me encantaron, pero yo cuando voy a regalar también me muevo un poco por cosas así sencillas, pero con un trasfondo y que sé que van a gustar.

-Ha sido un gran último año para usted.

-Sí, los últimos años están siendo muy buenos. Es cuando más estoy disfrutando de mi trabajo y al final la gente de alrededor hace que sea todo muy bonito. Sí, estoy contento.

-¿Ve su final como futbolista?

-Tengo claro que está muy cerca, pero también como me encuentro bien, en los partidos estoy respondiendo bien y la gente está contenta conmigo. No me pongo objetivos muy a largo plazo, pero estoy disfrutando y si puedo seguir, seguiré. No pienso en qué voy a hacer luego o si me voy a retirar, solo pienso en disfrutar de esto que me queda.

-¿Es la única manera de asumir que el tiempo pasa?

-Somos pocos los que estamos con esta edad en la élite. Ver que tu cuerpo aguanta y que las lesiones te están respetando no le pasa a todo el mundo, así que me viene más esa sensación de estar agradecido y de disfrutar de esta bola extra, que la de agobiarme con que me voy a retirar. No es fácil asimilar que queda un año o dos, o seis meses, o un año y medio, pero la verdad es que se disfruta.

-¿Lo vive como un regalo?

-Sí, pero yo siempre tuve mi idea de que podía seguir. Me decía: «Si día a día trabajas, si día a día más o menos va bien la cosa, se puede alargar». Pero es cierto que cuando miras las plantillas de Primera, que pasen de los 35 años no sé si seremos seis o siete [ocho, por este orden: Juanjo Camacho, Borja, Aduriz, Iraizoz, Bonera, Joaquín, Diego López y Jorge Molina] de 500 o así jugadores. Somos pocos con esta edad. Soy el segundo mayor de la Liga y hay que ser consciente de que tienes esta edad y es bonito sentirse como me estoy sintiendo.

-Usted con 38 y tiene otro gallego, Toni Villa, como compañero que está debutando.

-Nos sentamos al lado, hablamos mucho y él me pregunta. Cuando algo le sorprende dice: «Pues yo pensé que esto iba a ser de la otra manera» o «me gusta esto». A partir de ahí hablamos bastante. Es un chico muy receptivo, siempre se está fijando en todo, cómo pasan las cosas, muy analítico sobre qué ocurre a su alrededor.

-¿Le recuerda a usted?

-Nunca lo había pensado, pero no. Yo me veo más en Calero, porque Toni es más lanzado. Calero es más tímido y me recuerda más a mí.

-¿Era tranquilo de pequeño?

-Sí, siempre he sido un tipo muy tímido. Yo en todos los vestuarios que he entrado lo hacía con la cabeza agachada, con vergüenza, como joven y como viejo, porque he cambiado bastante de equipos en estos años, pero soy bastante tímido.

-Sus publicaciones en redes sociales rezuman vida y alegría. ¿Es feliz?

-Sí, yo soy feliz. No todo es bonito, está claro, pero cada uno tiene su forma de ver las cosas. Yo he tenido problemas en la vida y desgracias, y no es que me haya reído, pero las cosas pasan y ya está. Siempre intento meter alguna broma o alguna foto superfeo, con los ojos cerrados o así, y me hace gracia también. Siempre estoy bromeando e intentando disfrutar de las cosas y se refleja ahí. No es una vida de color de rosa, o que solo dejo ver lo bonito, o hago cosas de postureo. No lo hago porque me van bien las cosas, simplemente las pongo.

-¿Nota que a todos nos falta un poco más de sentido del humor?

-Por supuesto. Todo el mundo se ofende. Parece que de ciertos temas solo pueden hablar los afectados, o que no se puede bromear. Hay una persecución contra el humor y los cómicos que es muy exagerada, pero yo solo trato de ser consecuente y nada más.

-¿Se ve de entrenador el día de mañana?

-Sí, me gusta y hay posibilidades de que tire por ahí. Pero no se sabe. Hay que valer, te tiene que gustar una vez que estás dentro, y se tienen que dar muchas circunstancias, unas que dependen de ti y otras no. Lo tengo en mente, pero como sigo jugando y disfrutando con lo que hago, no me obsesiono. Llevo tres años que parece que siempre va a ser el último y al final sigo aquí.

En corto

En el jugador del Valladolid hay vida más allá del futbolista.

-Otro deporte.

-Dejé de practicar pádel y tenis hace años por responsabilidad, porque al final es una carga extra que nos metemos en el cuerpo y que si nos hiciese falta algo más, nos lo dirían en el club, entonces, los dejé. No los practico más que en vacaciones.

-Un libro.

-A los que estoy más enganchado es a los de un escritor de aquí de Valladolid que se llama César Pérez Gellida, que escribe novela negra. Como pille un libro suyo en cinco días o una semana lo devoro.

-Es novela muy negra.

-Siempre está matando gente. Estoy bastante enganchado a sus libros.

-¿Qué suponen Ourense y Galicia para usted?

-Me hicieron hace poco en otra entrevista una pregunta parecida con Valladolid y no se puede explicar. Es donde está mi familia, donde me he criado, donde siempre que puedo me escapo, no se puede explicar. Soy gallego y estoy enamorado de mi tierra.

-¿Se ve de vuelta cuando cuelgue las botas?

-Llevo desde los 15 años fuera de casa y me encanta mi tierra, pero nunca se sabe dónde uno va a estar. El otro día me preguntaba mi hija delante de unos amigos si íbamos a quedarnos aquí muchos años y una amiga le decía: «Tu padre no va a estar quieto nunca». Me encantaría estar allí, tengo familia, tengo casa, y me encantaría, pero también me encantaría estar en otros sitios. Depende de a lo que me lleve el fútbol, o a lo que me dedique después de dejarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Borja Fernández: «Siempre he sido muy tímido»