A la conquista de Estados Unidos

El atleta ferrolano Pedro Osorio estudiará Ingeniería Informática en la Texas State y competirá con la universidad


El 2018 será para el atleta del Ría-Ferrol Pedro Osorio (Ferrol, 2000) el año de mayor contrastes de su vida. Además de sobreponerse a una grave lesión -en febrero se rompió el peroné, aunque no le impidió ganar el Campeonato Gallego de Cros sub 20 con la lesión-, el joven atleta ferrolano fue intervenido en octubre de apendicitis. Su perseverancia y esfuerzo es tal que despedirá el año participando en una convocatoria de la selección española de atletismo en mediofondo y preparando las maletas para su inminente viaje a Estados Unidos, donde afrontará una nueva vida académica y deportiva.

«Empiezo las clases de Ingeniería Informática el 22 de enero pero me iré antes para tener un período de adaptación», comenta. Toda esta aventura de cruzar el charco ya rondaba su cabeza cuando finalizaba sus estudios de segundo de bachillerato el curso pasado renqueante de la rotura del peroné. A pesar de entrenar al más alto nivel deportivo, Osorio nunca ha querido descuidar su formación académica y buscaba una opción que le diese la oportunidad de formarse y a la vez seguir compitiendo y superándose «Si me quedase aquí tendría que ir a A Coruña y volver todos los días y me parecía que no iba a ser capaz de llevarlo», reconoce. Su ilusión era marcharse a EE.UU., pero eso sí, tenía algo muy claro: que no le supusiera ningún gasto a sus padres. «En verano empecé a estudiar para los exámenes SAT y TOEFL y pasé los dos en octubre con una nota decente. Empecé a mirar a dónde podía irme y acabé encontrando una universidad que me ofreció lo que yo necesito», destaca. Se trata de la Texas State University. «Me dan una beca completa, me pagan libros, clases, comida y alojamiento», recalca el atleta.

Osorio podrá así cumplir su sueño de no tener que abandonar ninguna de sus dos pasiones. «No quería dedicarme solo ni a mi vida académica ni a mi vida deportiva, y me pareció la mejor oportunidad. Voy a estudiar Ingeniería Informática y esto me permitirá además, cuando regrese a España, hacerlo con gran nivel de inglés. Tendría un currículo bastante bueno», explica. Pero la institución académica no destaca únicamente por sus logros educativos. Los Linces -Texas State Bobcats en inglés- es el equipo deportivo de la universidad con atletas que han ganado campeonatos regionales y nacionales en múltiples modalidad, incluso llegando alguno a colgarse medallas en las Olimpiadas. «Voy a la División 1 que es la mejor que hay en Estados Unidos. El club compite en la máxima categoría de la liga universitaria. Tienen a gente que está al mismo nivel que los mejores absolutos del mundo. Es un gran reto, una oportunidad de intentar conseguir un futuro mejor», destaca. Su principal objetivo será el de mejorar sus marcas personales. «Mis objetivos son bajar de 1.50 en 800 metros y mejorar mi marca en el 1.500 metros, mis distancias favoritas. Y por su puesto ayudar a mi futuro equipo», recalca. Un equipo con el que podrá recorrer América compitiendo. «En el calendario deportivo tenemos competiciones en California, Alabama, Luisiana, Kentucky...», enumera.

Compaginar su carrera deportiva al más alto nivel con los estudios universitarios será posible gracias a la disciplina de Osorio y a la ayuda que le ofrece la universidad. «Tienen un sistema que consiste en que los nuevos estudiantes disponemos de un asistente con los estudios, una persona que se encarga de guiarte en todo lo posible para compaginarlo. Le dan mucha importancia al deporte pero si no apruebas no te dejan competir, vas a hacer las dos cosas», explica.

Con la selección española

Antes de marcharse participa en la concentración con el equipo nacional absoluto en León, donde entrena con otros atletas del país, aunque su prioridad es terminar de preparase para el inicio de su vida en Texas ya que los infortunios de salud le han impedido estar a su máximo nivel. «Estoy entrenando para terminar de prepararme», recalca. Osorio se presenta a este nuevo reto con un palmarés que asusta. Además del título autonómico con el que se alzó lesionado, ha sido campeón de España cadete 1.000; campeón nacional juvenil 800 en pista cubierta; tiene el récord gallego juvenil de 800 en pista cubierta y al aire libre; consiguió batir el récord de España de 500 metros; y fue segundo en un encuentro entre España y Portugal, entre otros logros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

A la conquista de Estados Unidos