De la élite del fútbol ruso a la cárcel: La triste historia de Kokorin y Mamáev

Los futbolistas del Zenit y el Krasnodar organizan una pachanga con los funcionarios de prisiones


Los futbolistas rusos Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar), en prisión preventiva por haber agredido a dos funcionarios y un conductor, jugarán un partido entre un equipo de presos y uno de celadores, anunció hoy Eva Merkachova, vicepresidenta de la Comisión Supervisora de Medidas Cautelares.

«La idea fue aprobada por el Servicio Federal Penitenciario. Su subdirector, Valeri Maximenko, me dijo que muchos (celadores) estarían felices de enfrentarse en el campo con jugadores tan destacados», dijo Merkachova, citada por la agencia Interfax.

Agregó que de momento no se ha fijado la fecha del partido, pero se espera que se juegue después de las fiestas de Año Nuevo.

Kokorin y Mamáev ingresaron en prisión a mediados de octubre acusados gamberrismo y agresión, delitos que el código penal rusa castiga con penas de hasta siete años de cárcel.

El pasado día 18, la Justicia rusa desestimó un recurso presentado por la defensa de los jugadores, que pedía levantar la medida cautelar de prisión preventiva.

Según la acusación, el juicio contra ambos futbolistas podría comenzar en enero próximo, ya que para entonces se espera que la Fiscalía habrá concluido la investigación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De la élite del fútbol ruso a la cárcel: La triste historia de Kokorin y Mamáev