Águeda Cons pone rumbo a EE.UU.

La gran promesa de la natación gallega se traslada en unos días a la Universidad de Arizona en busca de oportunidades deportivas y académicas


La nadadora pontevedresa Águeda Cons está a una semana de iniciar un nuevo reto. Antes de que acabe el año se trasladará a Estados Unidos con una beca deportiva que le permitirá compaginar la natación con los estudios sin que ningún camino salga perjudicado. «Busco tener más oportunidades, aquí no estamos bien considerados», lamenta Cons, que lanza un mensaje a las administraciones sobre al trato de las disciplinas minoritarias frente a otros deportes como el fútbol. Desde enero estará matriculada en la Universidad del Grand Canyon, en Arizona, donde espera seguir creciendo como deportista, algo que en España ella considera imposible. «Hace un año que tomé la decisión de irme de aquí, no tengo las oportunidades y son muchos los nadadores que se tienen que ir», subraya Águeda, que ayer entrenaba en la piscina olímpica de Rías do Sur de Pontevedra. Cons es una promesa dentro del deporte gallego y llevaba años en la élite de la natación española, con títulos en campeonatos nacionales e internacionales.

La nadadora dejó el Centro Galego de Tecnificación Deportiva (CGTD) tras una etapa de saturación al regresar del Campeoanto del Mundo de Indianápolis. «Pedí un tiempo para ver que quería hacer, estaba saturada y no fui al Mundial con las mismas ganas», señala Cons, que parece haber encontrado el camino.

La duda de si es mejor irse

Uno de sus entrenadores en ese momento y técnico del CGTD, Fernando Zarzosa, reconoce que «es cierto que las universidades americanas dan muchas facilidades para compaginar estudios y deporte, pero dependiendo del tipo de disciplina puede ser un error irse». Al mismo tiempo que el entrenador del centro de alto rendimiento reconoce la falta de respaldo que hay en una parte del profesorado universitario a los deportistas de élite, recalca el alto nivel de las natación en España frente a las escasas universidades americanas punteras en esta disciplina. «Águeda tiene una calidad excepcional que le puede llevar de sobra a estar en unos Juegos Olímpicos si vuelve al nivel que tenía. Cualquier reto que se le pone como nadadora lo supera, siempre quiere más», indica Zarzosa, que señala que «hay pocas universidades americanas que tengan un buen programa de fondistas (especialidad de Águeda)».

Cons logró la beca deportiva a través de la agencia VT Sports, encargada de gestionar estas opciones para los deportistas que quieren probar suerte en Estados Unidos. Inicialmente se irá por seis meses, pero la idea es que complete allí su formación los próximos cuatro años, según explica Hugo Taracido, fundador de esta empresa. La nadadora todavía tendrá licencia el próximo año para competir en España, pero todo apunta a que las visitas serán esporádicas.

Tras el bajón deportivo que tuvo a principios de este año, Águeda optó por continuar en la piscina. «Ahora estoy con fuerzas para darle otra oportunidad a la natación», explica la nadadora pontevedresa, que reconoce la dureza de esta nueva etapa que inicia en unos días y que cree que le aportará más oportunidades para compaginar estudios y deporte.

«Mi prioridad fueron, son y serán siempre mis estudios antes que el deporte»

La carrera deportiva de Águeda Cons se ha reiniciado después de un bache en el que se vio agotada. Su marcha a Estados Unidos no será un alto en el camino. Su intención de llegar lejos en el mundo de la natación sigue siendo importante, pero no determinante. «Mi prioridad fueron, son y serán siempre mis estudios antes que el deporte», señala la pontevedresa. Tiene capacidad para llegar a donde quiera dentro y fuera del agua.

Una vez salvado el episodio de saturación que la apartó momentaneamente del circuito, regresa con toda la fuerza, pero cree que sus opciones de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se desvanecen. «Creo que ya no estoy en el programa de la federación para los deportistas que tienen posibilidades de ir a las Olimpiadas», puntualiza la nadadora, que tampoco ve un hándicap que haya ocurrido eso. De hecho Águeda Cons se fija objetivos a corto plazo y aunque trabajará para optar a Tokio 2020 no se quiere poner metas por ahora. Entrenará al máximo nivel en Arizona y recalca que no dependerá de ella que la llamen para la selección nacional.

Una trayectoria imparable

Su trayectoria deportiva avala su futuro. Y es que con solo 16 años, la nadadora pontevedresa logró dos bronces en el Mundial júnior en 800 y 1.500 libre. En esta última distancia consiguió rebajar su marca en 12 segundos. El 2017 dejó estas medallas y otras tres más en el Europeo, que confirmaron el potencial de la nadadora gallega, que demostró en ese momento ser capaz de brillar entre las mejores del mundo.

Incluso en el Campeonato Open de España del pasado año se llevó el bronce en la prueba de 400 libres, que se ganaría Mireia Belmonte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Águeda Cons pone rumbo a EE.UU.