El árbitro de un partido de juveniles en Cee tiene que refugiarse en el vestuario ante un intento de agresión

El duelo que medía en San Paio de Rexosos al cuadro local y al Sofán acabó suspendido tras varios incidentes


La liga de juveniles de la Costa volvió a dar el ejemplo negativo del fin de semana y de nuevo con el Sofán como sujeto pasivo. En esta ocasión los carballeses se medían al Cee en San Paio de Refoxos e iban ganando por 0-6 cuando el partido quedó suspendido por los empujones y los supuestos intentos de agresión al árbitro por parte de los locales.

Según explicaron desde la directiva del Sofán, ya en el primer tiempo un jugador del Cee expulsado se encaró con el colegiado, pero fue al filo del minuto 10 de la segunda mitad, con ese sonrojante 0-6 en el marcador, cuando la segunda expulsión supuso que los locales saliesen corriendo tras el árbitro que se refugió en los vestuarios. Tras la trifulca y en el intento de reanudar el encuentro, el Cee alegó que no tenía jugadores suficientes y el encuentro quedó suspendido.

Ni el técnico ni la directiva del Cee contestaron ayer para ofrecer su versión.

Más deportes

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El árbitro de un partido de juveniles en Cee tiene que refugiarse en el vestuario ante un intento de agresión