Derbi para restañar heridas antes del Mundial de Clubes

La Voz

DEPORTES

Emilio Naranjo

Tras la depauperada imagen que mostró contra el CSKA, el Real Madrid persigue una inyección anímica de cara a la defensa del cetro en Abu Dabi frente a un Rayo acuciado

14 dic 2018 . Actualizado a las 21:09 h.

Tras la tumultuosa resaca que dejó la dolorosa derrota frente al CSKA en el duelo que clausuró la fase de grupos de la Liga de Campeones, el Real Madrid recibe al Rayo Vallecano con el objetivo de obtener un triunfo que revitalice su alicaída moral antes de emprender viaje a Abu Dabi, donde la próxima semana tratará de salvaguardar el cetro que porta desde hace dos cursos como campeón del Mundial de Clubes.

La corona planetaria siempre seduce, más aún en tiempos tempestuosos. La oportunidad de alzar un título con el que reivindicarse después de meses de zozobra acapara estos días el interés en Chamartín.

Pero antes toca hacer los deberes en casa ante un Rayo Vallecano que llega acuciado al Santiago Bernabéu, donde sólo ha cosechado dos empates y una solitaria victoria en sus 17 visitas ligueras anteriores, con la brutal goleada (10-2) que encajó en la campaña 2015-2016 como precedente más directo.