Jorge García Duarte: «Es una muerte silenciosa, la vida no se sustenta en el río»

El secretario de la Federación Gallega de Pesca denuncia décadas de inmovilismo y mala gestión de la pesca y los ríos como causa de la situación actual


La Voz

Según la Consellería de Medio Ambiente, en el año 2003 llegaron a expedirse 93.000 licencias de pesca continental (fluvial) en Galicia, que cuenta con 1.380 kilómetros en cotos (trucha, salmón y reo) en los principales cursos fluviales. El resto de las aguas son de acceso libre y una pequeña porción están vedadas a la pesca. Jorge García (Santa Comba, 1978) es el secretario de la Federación Gallega de Pesca, y goza de una perspectiva detallada de la situación de esta actividad en la comunidad.

-Si bien esta problemática afecta a todos, existe una diferencia de enfoques a la hora de concebir la pesca.

-A veces confluyen en un mismo pescador y solo dependen del momento o la situación. Todos buscan la captura del pez. La mayor diferencia entre extremos es el destino final de las capturas. Y como en cualquier realidad colectiva, entre el blanco y el negro un gran abanico de grises, pero todos unidos en una misma necesidad: abundancia de peces en ríos limpios y cuidados.

-¿Cómo analiza la situación?

-Tras décadas de inmovilismo hemos llegado a una situación actual de abandono que se caracteriza por la escasez de capturas, mal estado generalizado de los ríos y el hastío de los pescadores reflejado en la caída imparable de expedición de licencias y permisos de pesca. Podemos decir que la pesca en Galicia está regulada pero no gestionada, se va parcheando con las órdenes de vedas anuales, pero nunca hubo un camino marcado ni un criterio de gestión definido. Es una actividad a la que no se ha prestado la debida atención desde hace demasiados años. La ley de pesca actual es del año 1992. El reglamento que la desarrolla del 97 y sobre el año 2000 se elabora el Plan Galego de Ordenación dos Recursos Piscícolas e Ecosistemas Acuáticos Continentais, pero se ha quedado en eso, en un plan que nunca ha llegado a realizarse porque en casi veinte años ni se ha impulsado ni dotado de los recursos necesarios para ejecutarlo.

-¿A qué atribuye el declive?

-Un cúmulo de factores. El más importante, sin duda, está relacionado con la gestión del agua y de los propios ríos. La sobrepesca y el furtivismo pueden ser un problema en zonas concretas. Y en tramos mimados por los pescadores donde la pesca sin muerte y la vigilancia habían propiciado gran calidad como el coto de Ponte Olveira en el Xallas, se han arruinado por la presencia masiva y continuada del cormorán grande en los últimos inviernos, llevando a tal decadencia que puede incluso comprometer la existencia de otras especies endémicas que también dependen de la abundancia de truchas como la nutria, el martín pescador, la culebra de agua... El peor problema que afrontan nuestros ríos, es sin duda la pérdida de calidad del agua, la alteración de caudales y las presas infranqueables. Sin agua abundante y limpia la vida no se sustenta. Es una muerte silenciosa, los ríos siguen llevando agua, pero han perdido buena parte de su capacidad para sustentar la vida. Se confunde demasiado a menudo canalizar las fecales al regato más próximo con el saneamiento, pero no solo es un problema de la Administración, sino de la sociedad en general. Hay un viejo dicho: «Ben do común, ben de ningún». Esta dejadez colectiva la han aprovechado bien los que han hecho de ellos su negocio, gracias también a una administración demasiado cómplice.

-¿Cuál es el papel de la Federación Gallega?

-La Federación gestiona el deporte de la pesca, pero no la pesca. A día de hoy, no tenemos mayor capacidad que la de dar una opinión o realizar propuestas ante Medio Ambiente. Por ejemplo, la ley de pesca actual nos impide disponer de los cotos que necesitamos para realizar los campeonatos que demanda el creciente número de deportistas. Y ya a nivel ambiental, no tenemos más peso que cualquier otro colectivo. La administración se ha encargado hace décadas de debilitar el asociacionismo de pescadores, el colectivo con mayor tradición en el aprovechamiento y disfrute del río.

-¿Qué acciones promueve la federación?

-Desde hace años, educación de base, con charlas a escolares y jornadas técnicas sobre gestión fluvial. Concienciación a los pescadores federados sobre la pesca responsable y buenas prácticas. Llevamos más de quince años haciendo los campeonatos oficiales sin muerte. También informando a la Administración de las inquietudes y necesidades del colectivo, haciendo siempre especial hincapié en la necesidad de recuperar la salud de nuestros ríos o realizando alegaciones concretas. A la vista del estado actual de los ríos y de la pesca, todo se queda en poco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Jorge García Duarte: «Es una muerte silenciosa, la vida no se sustenta en el río»