La ola gigante de Illa Pancha

Preparan un evento de surf de nivel mundial aprovechando el pico de «hasta 20 metros» que se genera en Ribadeo en unos días escogidos de cada año


La comunidad surfista gallega aguarda impaciente por las olas gigantes que previsiblemente se formarán en Ribadeo en los primeros meses del 2019. Pero también desde otros puntos con tradición en el deporte de la tabla -apuntan desde la organización- siguen con expectación e interés la cuenta atrás para el Illa Pancha Challenge, «el evento del surf más desafiante que se hará en Europa». Así lo destacan desde la empresa After Surf, con sede en A Coruña y dirigida por Eric Rebiere, profesional francés afincado en Galicia desde hace casi un lustro e impulsor de un proyecto diferente en Galicia y «enfocado a romper las barreras hasta ahora escritas».

La cuenta atrás terminará un día entre enero y marzo, los meses más propicios para que en la costa mariñana confluyan las condiciones meteorológicas que favorecen la formación de montañas de agua de 20 metros de altura. Imposible saber la fecha exacta. «Tiene que haber un fuerte oleaje del norte y viento del sur, lo que unido a los bajos de Illa Pancha, muy rocosos, garantiza las olas gigantes que necesitamos para llevar a cabo la competición», explica Rebiere, que ve «ideal» el entorno ribadense . «En otras zonas de Galicia también se producen olas incluso más grandes, pero en el medio del mar, a 6 o 7 kilómetros de la costa. En Illa Pancha están a solo 50 metros y la competición se puede seguir desde tierra», añade.

El presupuesto de la prueba asciende a 200.000 euros que la empresa After Surf confía en reunir con los patrocinios ya cerrados y los que están por llegar atraídos por la nómina de participantes, prácticamente definida. La inmensa mayoría de los ases mundiales de las olas gigantes estarán en Ribadeo, según confirma Rebiere. Los brasileños Rodrigo Koxa, que ostenta el récord Guinness por la ola más grande jamás surfeada, y Lucas Chumbo, o el alemán Sebastian Steudtner son algunas de las figuras que harán vibrar al público a apenas 15 kilómetros de donde hace 50 años, en 1968, los hermanos australianos Peter y Robert Gulley descubrieron un auténtico paraíso para la práctica del surf, las playas del municipio asturiano de Tapia de Casariego, pegado a la frontera con Galicia.

«El evento quedará grabado en la memoria de los espectadores, sobre todo en la de aquellos que nunca tuvieron oportunidad de ver una competición de este estilo. Será espectacular», abunda Rebiere, convencido de que en el faro ribadense construido en 1860 la expectación será máxima.

La alerta verde ya está activada. «A medida que vayan pasando los días y las borrascas se acerquen iremos subiendo la escala de la luz de alerta. Esto es, cuando una borrasca sea potencial para el desarrollo del evento, a seis días de la posible celebración, lanzaremos el faro con luz ámbar. Y, si a los tres días las condiciones son adecuadas, se lanza el faro rojo y comenzamos con los preparativos para el desarrollo de la prueba», explica Rebiere.

«Son años de preparación, meses de espera, días de ansiedad, minutos de terror y segundos de gloria»

Habla un hombre con «40 años de experiencia» en el surf. «Son años de preparación, meses de espera, día de ansiedad, minutos de terror y segundos de gloria. Este es el verdadero significado de un campeonato de estas características», razona Vicente Irisarri, cofundador del afamado Pantín Classic y que también espera con ilusión el novedoso campeonato de Illa Pancha. «Si todo sale bien, será la bomba. En todo el mundo se hablará de la prueba», asegura el que fuera alcalde de Ferrol entre el 2007 y el 2011 y que se empapó de surf con el campeonato de Valdoviño, también como speaker, durante casi 30 años, horas y horas de contemplación de estilos y toda clase condiciones del mar. «Si se forman olas de ocho metros ya será un campeonato acojonante, y si pasan de ahí ya será el terror auténtico», razona.

Irisarri es prundente sobre que el oleaje pueda alcanzar la magnitud que prevén los ideólogos del Illa Pancha Challenge: «Las olas más grandes de la historia en España se registraron en enero de 2014 en Cabo Vilán, en Camariñas, y fue una ola suelta de 27,8 metros que no se sabe muy bien cómo se pudo originar. Ese mismo día se midió una en Estaca de Bares de 22,03».

El espectáculo en Cabo Silleiro

Recuerda Irisarri que en marzo del año 2006 en el Cabo Silleiro (Baiona) ya se celebró una competición semejante a la que tendría lugar principios del 2019 en la costa mariñana, «con buenas olas de más de 15 pies (5 metros)», dice, y recuerda que en la costa gallega ya surfearon olas de «buen tamaño» otrora figuras de las olas gigantes como el californiano Peter Mel y los australianos Ross Clarke Jones y Toni Ray.

Surfeando olas gigantes en Galicia en plena alerta naranja

Gladys Vázquez
Surfeando olas gigantes en un lugar secreto de Galicia Siete surfistas gallegos fueron grabados practicando este deporte en un punto de la costa coruñesa en plena alerta naranja por temporal en el mar

Jet Galicia grabó el pasado domingo a siete surfistas de la comunidad practicando este deporte en un punto de la costa de A Coruña. «No queremos desvelar el lugar exacto»

«Nosotros somos esos que llegamos al puerto cuando los marineros no pueden salir a faenar. Vamos al revés del mundo: cuando nadie quiere ir al mar, vamos vosotros». Así define Bruno Novoa en qué consiste la aventura de buscar olas gigantes. Lo explica recién llegado de la última expedición en la que siete surfistas gallegos hicieron frente a las paredes de agua que se ven en el vídeo.

¿Dónde está grabado? Esa es la pregunta que se haría cualquiera, pero Bruno Novoa no quiere desvelar el secreto de Juan Fernández, Alberte Álvarez, Carlos Fernández, David «Rambo», Carlos Villarín, Pablo Montero y Alejandro Pensado. «Solo te puedo decir que las imágenes están grabadas en la costa de la provincia de A Coruña. No formábamos parte de evento alguno. Lo que se puede ver son siete amigos que se juntan en un punto de la geografía para surfear», explica el patrón, socorrista y cerebro de Jet Galicia. La expedición a la que se refiere tuvo lugar el pasado fin de semana. En concreto, las imágenes fueron tomadas el domingo, en plena alerta naranja en la costa de Pontevedra y A Coruña. «Estábamos siguiendo la borrasca y buscando olas. Vamos por toda Galicia analizando rompientes, para ver su potencial y si pueden ser surfeadas. En realidad es investigación: esperamos, vemos cómo está la meteorología y analizamos las cartas náuticas. Muchas veces llegamos a los sitios y no merecen la pena. Este viaje fue bastante bien y hemos visto muchos lugares funcionando».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

La ola gigante de Illa Pancha