La final de la Libertadores, aplazada de nuevo

Decisión de la Conmebol tras la petición de Boca Juniors de descalificar a River Plate tras los incidentes vividos en el Monumental


Boca Juniors anunció este domingo que solicitaba a la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) que no se disputase tampoco este domingo la vuelta en el Monumental de Buenos Aires de la final de la Copa Libertadores y que descalificase a River Plate por los incidentes que se produjeron el sábado.

«El Club Atlético Boca Juniors realizó este domingo una presentación formal ante la CONMEBOL para solicitar que la final de la Copa Libertadores se pueda disputar en condiciones de igualdad, tal como acordaron los presidentes de la entidad sudamericana, de Boca y de River, en el acta que firmaron el sábado en el Monumental», indicó el conjunto 'xeneize' en un comunicado.

Sin embargo, Boca recordó que cuando solicitó el aplazamiento el sábado «estableció como prioridad que el mismo pueda ser disputado en igualdad de condiciones», pero advirtió que estas no se dan tras lo acaecido a la llegada de su autobús.

«Tras los hechos de violencia sufridos en las inmediaciones del estadio, de haber constatado la magnitud y gravedad de los mismos y las consecuencias que han generado en el plantel, Boca considera que esas condiciones no están dadas y solicita la suspensión del partido, así como la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en el Artículo 18, para que la CONMEBOL actúe en consecuencia», añadió, pidiendo la descalificación de River Plate.

La vuelta de la final de la Copa Libertadores se suspendió este sábado después de que el autobús de Boca Juniors, que ganó la ida 2-1, fuese apedreado y atacado con gases lacrimógenos, además de diferentes altercados e incidentes en las afueras del estadio Monumental.

El capitán 'xeneize', Pablo Pérez, tuvo que ser trasladado a un centro sanitario para ser atendido en su ojo izquierdo producto de la rotura de los cristales, de igual manera que Carlos Tévez, que tuvo que recibió cuidados médicos en el mismo estadio, y otros jugadores que sufrieron vómitos.

El Consejo de la Conmebol determinó que se pospone la final

 Alejandro Domínguez confirmó que la segunda final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se pospone todavía sin fecha porque «no están garantizadas las condiciones de igualdad entre ambos equipos».

«No están dadas las condiciones y como estamos por el bien del fútbol vamos a convocar a los dos clubes a Asunción para buscar una nueva fecha», completó la máxima autoridad que habló de una resolución del Consejo de Conmebol.

La prensa, avergonzada

Los medios de comunicación argentinos reflejaron este domingo el sentimiento de «bochorno» de buena parte del país por el aplazamiento de la final de la Libertadores entre River Plate y Boca Juniors por la violencia, una «vergüenza mundial» que llenó las portadas de los periódicos. Junto a una imagen de los enfrentamientos entre hinchas y policía, Clarín habla de «guerra en vez de fiesta».

Una imagen se ha vuelto viral tras los enfrentamientos. La de un aficionado de River Plate que pide perdón a la hinchada de Boca Juniors por lo ocurrido.

El perdón del aficionado de River a Boca que ha dado la vuelta al mundo A las puertas del Monumental, tras los graves incidentes, se disculpa

La Nación también lleva a la primera página los incidentes, con dos notas muy críticas: «Bochorno: suspenden la final por graves fallos en la seguridad» y «Un grotesco que expuso incapacidad y barbarie».

En la cara opuesta, hablando de los aficionados, podríamos destacar la imagen de otra hincha de River Plate que esconde las bengalas en el cuerpo de una niña pequeñas para tratar de introducirlas al Monumental.

 

En esa línea, desde que comenzaron a surgir ayer las primeras informaciones de la suspensión del Superclásico, la sección de opinión abrió con la columna «Todo lo que nos pasa, nos pasa por ser argentinos». «Pasó porque nos ganó el monstruo que llevamos dentro. (...) Pasó porque así somos. Vivos. Criollos. Argentinos. Y todo nos pasa por eso. Por argentinos», termina el artículo.

Olé, el periódico deportivo más importante del país, resalta en su portada la «Vergüenza mundial. Una final de furia», y relata cómo «un horror policial y la violencia de hinchas de River cambiaron fiesta por terror».

Berizzo: «El país se avergüenza con estos episodios, pero no les pone fin»

Eduardo Berizzo, entrenador del Athletic Club de Bilbao y exjugador de River Plate, analizó los graves incidentes acaecidos el sábado en Buenos Aires que motivaron el aplazamiento de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Júniors «como parte de un país que se avergüenza constantemente con episodios como este, pero que no logra ponerles fin».

«Lo sucedido ayer es una clara muestra de las equivocaciones que cometemos todos en nombre de la pasión del fútbol, del folklore, de los intereses creados, de la corrupción de algunos... Toda esta ensalada termina en lo que termina», reflexionó Berizzo tras el encuentro que enfrentó al Athletic con el Getafe en San Mamés.

«Deberíamos revisarnos todos: el primero que tira un proyectil, el que no controla el operativo, los periodistas que fomentan un dramatismo en todo lo que rodea a un partido de fútbol cuando es solo un partido de fútbol. No hay solo un culpable de esas situaciones, somos muchos los culpables», añadió.

Berizzó concluyó subrayando que su deseo de que «de una vez por todas» se entienda «que el camino no es ganar partidos, es ver qué hacemos antes del partido y después del partido». 

Suspendida la final de la Copa Libertadores

Finalmente, y tras los disturbios acontecidos este sábado, el partido se disputará mañana a las 17:00 hora local, 21:00 en España

El partido entre River Plate y Boca Juniors, el segundo de la final de la Copa Libertadores, ha sido suspendido este sábado después de que el autobús de Boca fuese apedreado y atacado con gases lacrimógenos, además de diferentes altercados e incidentes en las afueras del estadio Monumental.

La Conmebol, que organiza la competición, retrasó en dos ocasiones el partido de vuelta de la final. En primer lugar, programado para las 21 horas en España, se dilató hasta las 22 y en segunda instancia pasó a las 23.15 horas. A pocos minutos de que diese comienzo el choque fue aplazado a este domingo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La final de la Libertadores, aplazada de nuevo