Dos incumplimientos en pruebas antidopaje señalan a Sergio Ramos

«Football Leaks» desvela que la UEFA detectó corticoides en una muestra de la final de la Champions del 2017, un suministro que no había sido comunicado


Dos supuestas irregularidades en controles antidopaje salpican ahora a Sergio Ramos. El semanario Der Spiegel, basado en documentos de Football Leaks, reveló ayer que la UEFA había detectado corticoides en un control al defensa realizado tras la final de la Liga de Campeones del 2017 en Cardiff. El análisis detectó trazas de dexametasona, una de las sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Solo se admite su consumo en determinadas circunstancias con informes médicos, algo que no hizo el club, de acuerdo con la información publicada ayer. El caso terminó cerrándose después de que el Madrid asumiese la responsabilidad de la omisión, según Der Spiegel. El club emitió ayer un comunicado en el que reconoce que la UEFA le requirió información, pero en el que niega que su futbolista incumpliese «nunca» las normas antidopaje. El otro caso revelado ayer alude a una traba de Ramos en la realización de un control de la agencia española antidopaje (Aepsad) en abril de este año, ya que se duchó antes de ofrecer la muestra.

El presunto positivo de Ramos en Cardiff resulta más relevante. En la muestra del partido ante la Juve, se le detectaron trazas de dexametasona, una cortisona que se utiliza frecuentemente para paliar el dolor. Su uso por vía intramuscular debe solicitarse de forma previa para su uso terapéutico o, si su empleo se produce de forma sobrevenida, tramitarse a posteriori una autorización retroactiva, indicando los motivos que propiciaron su utilización.

Nada aclara el Madrid en su comunicado de ayer sobre la ausencia de una solicitud sobre el supuesto uso de la cortisona pinchada en una rodilla y un hombro de Ramos la víspera de la final de Cardiff.

Según el semanario alemán, el club sí había comunicado en el papeleo del control posterior al partido el uso de betametasona, un corticoide con efectos similares a los de la dexametasona, y también prohibido por la AMA salvo en determinadas circunstancias. El Madrid habría atribuido a la euforia tras el título el error de su médico. De hecho, el propio Ramos bromeó con la presencia del rey Juan Carlos en el vestuario durante los controles posteriores a la final de Cardiff.

Siempre de acuerdo con el semanario alemán, la UEFA consultó con un experto independiente los efectos que habría tenido el suministro de 1,2 mililitros de dexametasona, en lugar de la betametasona que había indicado el club, y cerró el caso con una advertencia al Madrid.

De acuerdo con El País, el médico al que se refiere Der Spiegel podría ser Jesús Olmo, un profesional de confianza de la directiva que fue despedido por el Madrid unas semanas después de la final.

El supuesto incumplimiento más reciente de Ramos se refiere al Málaga-Madrid del pasado 15 de abril. El protocolo de la agencia española antidopaje impide al deportista separarse del agente de control desde que le comunica el test hasta que se realiza la prueba, y la prohibición de orinar o comer antes de ofrecer la muestra. Según Der Spiegel, Ramos y el médico discreparon del «escolta» que solicitaba la muestra de forma inmediata, sin que se ausentase. El futbolista decidió ducharse en presencia del agente.

Ante las preguntas del semanario alemán, la Aepsad asegura que al evaluar el incidente de Ramos en Málaga no apreció incumplimiento.

Der Spiegel añade otro incidente, cuando un control por sorpresa de la UEFA en febrero del 2017 se completó sin seguir el protocolo. Ante las quejas de varios futbolistas, entre ellos Cristiano y Kroos, ocho de las muestras las terminó tomando personal del Madrid, y no de la UEFA «de forma excepcional» por la «situación de tensión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Dos incumplimientos en pruebas antidopaje señalan a Sergio Ramos