Última cita de un año tormentoso

La selección española, pendiente de lo que suceda en Wembley entre Inglaterra y Croacia, homenajea a David Silva en el amistoso frente a Bosnia


La selección española cierra hoy un agitado 2018 con un amistoso ante Bosnia y Herzegovina en Gran Canaria que puede disputarse en pleno bajón anímico, a no ser que unas horas antes en Wembley se produzca el deseado empate entre Inglaterra y Croacia que le conceda billete para la final four de la Liga de Naciones.

Lo que pase en Londres marcará el ambiente de un duelo en Gran Canaria pensado como homenaje a David Silva, uno de los fijos en los títulos logrados entre el 2008 y el 2012 (dos Eurocopas y el Mundial de Sudáfrica 2010). El canario, que renunció voluntariamente a la selección tras el Mundial de Rusia, recibirá un reconocimiento a su carrera (cuarto goleador histórico con 35 tantos en 125 partidos) en los prolegómenos del duelo y realizará el saque de honor.

Aunque no quiso dar pistas, fiel a su costumbre aunque sea un amistoso, la idea de Luis Enrique es aprovechar este encuentro, que ha levantado expectación en la isla, once años después de su última presencia, para que los futbolistas que no participaron en Zagreb tengan minutos y puedan reclamar un sitio en el equipo. Hay curiosidad por ver la nueva defensa, ya que tras la baja de Ramos será la sexta diferente por la que opta el asturiano. No ha repetido ninguna en sus duelos con la absoluta y trata de buscar soluciones tras encajar seis goles en los dos últimos partidos.

Es posible que Kepa Arrizabalaga disfrute de minutos e incluso que pueda debutar Pau López junto a Mario Hermoso o el gallego del Celta Brais Méndez, ya que Diego Llorente y Fornals se estrenaron en el 2016, antes de la Eurocopa durante la era Del Bosque. Aunque a Luis Enrique le gusta el vértigo, parece que España necesita más solidez, un sistema que le aporte más equilibrio, aunque por el momento no ha probado a Rodri junto a Busquets. Arriba Morata, que tuvo una clara opción en Croacia, podría arrancar de inicio.

Enfrente, España tendrá a Bosnia y Herzegovina, que dirige un Prosinecki al que Davor Suker quería para su selección antes de la llegada de Zlatko Dalic llega enrachada: nueve partidos consecutivos sin caer y un gol recibido. De hecho, ya ha conseguido ser primera en el Grupo 3 de la Liga B de la Liga de Naciones, tras sumar diez puntos (el último un empatar sin goles en Viena) por lo que asciende para la edición de 2019 a Liga A.

Debido a las bajas (Pjanic o Vranjes) y a que tiene el objetivo cumplido podrá dar oportunidad a jugadores que no han tenido muchos minutos, «lo que más importa es ir preparándonos para las clasificaciones para el Europeo», avisa Prosinecki, en el cargo desde enero pasado con idea de regenerar una selección ausente en el Mundial de Rusia. A los talentos contrastados en Champions -Dzeko o el meta Sehic- se unen jóvenes como Demirovic, delantero del Alavés cedido al Sochaux, o Amer Gojak, centrocampista del Dinamo de Zagreb. «España también anda en un cambio de generación. Los que fueron los mejores se marcharon y llega una nueva generación. Nosotros también», explica el que fuera jugador de Barcelona, Real Madrid, Sevilla u Oviedo. De hecho, fue compañero de Luis Enrique en el Madrid y en el Barcelona cuando el croata ya no contaba para Robson.

Alineaciones probables

España: Kepa, Azpilicueta, Llorente, Hermoso, Gayà, Rodri, Brais Méndez, Fornals, Suso, Asensio y Morata.

Bosnia y Herzegovina: Sehic, Civic, Nastic, Zukanovic, Zunjic, Besic, Saric, Gojak, Dzeko, Visca, Duljevic.

Árbitro: Taborda Xistra (Portugal).

Estadio y hora: Gran Canaria, 20.45 h. (La 1).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Última cita de un año tormentoso